Agustín Gálvez / K.O. Lima Lama

‘La Fidelidad’

2017-08-24

Aunque cuando estamos en un mundo en el que podemos compartir nuestra opinión con otros, estamos entonces expuesto a ser presa de la crítica, pero aun así vale la pena seguir adelante.

Este es un tema que a muchos de nosotros nos duele un callo cuando hablamos de ello, pero es algo que obligadamente tenemos que tocar si es que en verdad queremos hablar de auténticos valores.
Recuerdo de manera contundente, cuando un viejo amigo, Raúl Cano, que en paz descanse, como en una plática a un grupo de matrimonios nos decía, no entiendo porque a muchos, principalmente varones les cuesta mucho guardar la fidelidad, aunque en la actualidad afecta tanto a varones como a mujeres, para mí (decía Raúl) nunca fue difícil aun en mi juventud, yo estaba seguro de la persona que con la que había decidido pasar el resto de mi vida, obviamente me case por amor y ese amor hasta el día de hoy vive y no solo se ha mantenido, sino que ha crecido con los años, la llegada de mis hijos y la maravillosa vida que he tenido al lado de mi bella Hilda, que aunque hemos tenido todos los problemas que las parejas suelen tener, esto nunca fue un pretexto para dar paso a la infidelidad.

Si yo hubiese tenido ese tipo de enseñanza antes, quizás no hubiese cometido los errores que cometí, pero tristemente crecemos en un país “machista” donde el machismo comienza desde la misma mujer, cuando las mamas son las primeras en decir, - yo suelto mis gallos, cuiden a sus gallinas – y por otra parte, también en tiempo de nuestros abuelos y aun de nuestros padres solían decir, - el hombre es esposo de la puerta hacia adentro, pero de la puerta hacia afuera es hombre – y con ideas como esas fuimos creciendo, claro que afortunadamente eso se ha ido perdiendo un poco, pero desafortunadamente aun seguimos sin vencer la idea de que el hombre mientras más mujeres tiene más hombre es y es algo que suele presumir entre sus amigos machistas igualmente y hasta suele sentirse orgulloso por ello.

Y como casi siempre, la pregunta obligada ¿Qué es la fidelidad?: la fidelidad está ligada a la fe, fiel es el que tiene fe, y esta precisamente consiste en la confianza depositada en la persona amada, en el caso de los matrimonios o en la confianza en las demás personas en el caso de la amistad o compañerismo principalmente entre otros mas, esta fe exige una respuesta convencida y estable a la que llamamos precisamente fidelidad, esta respuesta no será voluble y es para siempre, esta fidelidad consiste en una respuesta permanente a un compromiso dado y adquirido en una alianza o un pacto.

Generalmente hablamos de la fidelidad debida al ser amado que excluye otro amor en el matrimonio, pero también existe la fidelidad a la patria, a la familia y a los amigos y no podíamos dejar a un lado, la fidelidad a las ideas religiosas que cada uno de nosotros solemos profesar, la fidelidad al Dios en que creemos y a toda su enseñanza.

La fidelidad exige plena confianza puesta en alguien y la respuesta nacida en esa confianza y la perseverancia y permanencia en esa respuesta. Para que sea plena como tal debe amarse a la persona en que se confía, luego entonces la fidelidad es nacida en el amor. Sus frutos son la certeza y madurez, es el camino que nos evita perdernos y caer en los abismos de la vida, da frutos de honor y un sano orgullo que llena de valentía y audacia al que es fiel. Es armonía en las relaciones familiares y seguridad en los hijos que se saben con sus derechos en el hogar, en la amistad la fidelidad se convierte en un tesoro de valor incalculable que hace que los amigos cuenten siempre los unos con los otros. Genera confianza y esperanza.

La infidelidad por lo contrario produce desilusión, dolor por la traición y perdida de la confianza así como desesperanza, el que deja de ser fiel, deberá de sentirse sucio y despreciable porque sabe que ha fallado a un pacto y ha traicionado la confianza que había en el, produce vergüenza y es muy difícil volver a ganar la confianza y el amor pleno de la persona afectada por el daño causado en ella o en el.

Es el hogar en donde deberá aprenderse la fidelidad, los padres debemos ser los principales maestros de nuestros hijos, la fidelidad de esposos no solo es de estar juntos, si no de crecer cada día en el amor que se tienen, porque si solo se está juntos por costumbre o conveniencia pero no se aman o incluso odian o se desprecian, entonces están siendo infieles ya.

Seamos promotores de la fidelidad sincera y pensemos antes en el dolor que causaremos a no serlo. Ojala y podamos caminar sin pesares por un camino de fidelidad. (el que esté libre de pecado, que lance la primera piedra)

IMAGEN DE VERACRUZ

Dirección: Ruiz Cortines #1917 Fracc.Jardines de Virginia, Boca del Río, Ver.

Teléfonos: (229) 923 2550

Todos los Derechos Reservados - Copyright 2014