Silverio Quevedo Elox / En la mira

Fin a la CODEPAP, muere La Cuenca

2017-08-11

Mediante Decreto en la Gaceta del Estado se dio oficialmente la desaparición del Consejo de Desarrollo del Papaloapan, por parte del Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, conocida popularmente como la CODEPAP.
Esta dependencia fue creada en el año de 1999 por el entonces gobernador Miguel Alemán Velasco para ayudar a la región de la cuenca, como parte de una deuda moral y de continuidad a la entonces Comisión del Papaloapan constituida en 1947 por su padre el entonces Presidente de México, el veracruzano Miguel Alemán Valdés, la que principalmente se enfocó a la construcción de obras hidráulicas que fue el detonante para la región.
Pero con fecha de martes 8 de agosto de este año, el órgano de información del Gobierno del Estado, publicó la desaparición de la dependencia que habría dejado durante 18 años, miles de millones de pesos en inversión para obras integrales de más de 44 municipios, de la llamada cuenca del Papaloapan, teniendo su mejor época en los periodos de los ex gobernadores Miguel Alemán, un tanto auspiciada por Fidel Herrera, y finalmente, objeto de excesos y complicidad de alcaldes de la región en el sexenio de Javier Duarte, la que éstos y quienes fueron nombrados por el pasado gobernador utilizaron como un botín y caja chica del PRI.
No obstante la decisión se toma en medio de una urgencia por la reactivación de la zona, demanda que ha sido de todos los tiempos, de apoyos para impulsar la economía y agricultura, y por si fuera poco, con decenas de obras inconclusas.
Fueron titulares de la dependencia CODEPAP Juan Manuel Irigoyen, que en el inicio, durante el gobierno alemanista tuvo las mejores intenciones y los resultados fueron óptimos para la Cuenca del Papaloapan. La continuidad quedó en manos de Gustavo Arróniz Zamudio, el famoso “Toma todo” y con quien el organismo empezó a torcer su camino. Las cosas no mejoraron con Marcela Aguilera Landeta, reciente candidata del PRI a la alcaldía de Tierra Blanca.
Antes estuvo al frente Ramón Ferrari Pardiño, quien por cierto se desempeñara en el sexenio de Miguel Alemán como secretario de Desarrollo Agropecuario, mismo cargo que ocupara en el gobierno de Duarte, y quien también enfrenta acusaciones por desvío millonario, al grado que se desconoce su paradero.
A recomendación de éste, asumió la titularidad posteriormente Víctor Geisser Parrroquín, ex alcalde de Otatitlán, quien también fuera protegido del actual líder de la CNC, Juan Carlos Molina Palacios.
De la Codepap se obtuvieron y despilfarraron entonces, millones de pesos a través de proyectos agroindustriales y sociales para la Cuenca, que finalmente solo sirvieron para intereses políticos de diversos actores que se enriquecieron a través de la Comisión, sin contar el aparato con un enorme cargo en el gasto público del estado.
La determinación de desaparecerla por parte de Yunes Linares que hay quienes ya la visualizan como una medida revanchista por su origen geográfico, dado que estaba asentada en la tierra de Fidel Herrera Beltrán, si bien pudo ser precipitada o equivocada no puede ser cuestionada con fundamentos si tiene todos estos antecedentes negativos.
Y es que con el ex cónsul en Barcelona la Comisión empezó su decadencia, dejando atrás el exitoso trabajo sobre la reactivación e innovación con los tecnificados sistemas de riego y producción para el campo en esa zona veracruzana.
Este sentido pudo darle Yunes Linares pero sin el menor intento de analizar las ventajas de su permanencia fue sepultada toda esperanza para la olvidada y pobre zona del Papaloapan, cuyas cortinas ha tocado bajar a Marcos Salido.
El último priista que la dirigió fue Tomás Montoya, ex alcalde de Catemaco, sucesor de Geiser Parroquin y a quien le tocó robar lo poco que le quedaba al organismo.
El decreto oficial emanado del gobierno yunista dice:
“Artículo primero. Se extingue el Consejo de Desarrollo del Papaloapan, el cual fue creado como organismo público descentralizado mediante Decreto publicado en la Gaceta Oficial, órgano del Gobierno del Estado de Veracruz-Llave, en el número 138 de fecha 15 de noviembre de 1999, y modificado por Decretos publicados en los números 110 del 2 de junio de 2004, 77 del 15 de marzo de 2007, extraordinario 196 del 19 de junio de 2009, extraordinario 112 del 15 de abril de 2011, y extraordinario 410 del 14 de octubre de 2014, de la Gaceta Oficial del Estado, órgano del Gobierno del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave”.
En la misma gaceta se publica también la desaparición del Instituto Veracruzano de Bioenergéticos, INVERBIO, argumentándose que la eliminación de la dependencia obedece a que el Plan Veracruzano de Desarrollo 2016-2018, plantea como una de sus acciones para atacar la emergencia en materia de administración pública y financiera, una reingeniería profunda de la administración y las finanzas del Gobierno del Estado. Por cierto, que aquí tocaría ver por qué este régimen no voltea hacia quien fuera su titular, Osiel Castro de la Rosa, cuyos manejos oscuros en ese instituto también han sido evidenciados y ha saltado a la luz, sin que se vea la mínima intención del yunismo de medir con la misma vara a todos los “duartistas”.
Por lo pronto la Cuenca del Papaloapan pierde la que podría ser la válvula de oxígeno. Y la pregunta es quién responderá por las obras que nunca se terminaron. Un parque de béisbol en Cosamaloapan, el complejo cultural en Tierra Blanca que nunca se concretó, y 170 pozos profundos que en esta demarcación y otras partes de la Cuenca los productores se quedaron esperando tras ser anunciados desde el sexenio de Fidel Herrera y la administración de la Sedarpa con Juan García al frente.
Es entonces un elefante blanco, al que se le da carpetazo pero al que nadie podrá reclamar los recursos millonarios que quedaron enterrados o en los bolsillos de muchos.

IMAGEN DE VERACRUZ

Dirección: Ruiz Cortines #1917 Fracc.Jardines de Virginia, Boca del Río, Ver.

Teléfonos: (229) 923 2550

Todos los Derechos Reservados - Copyright 2014