Agustín Gálvez / K.O. Lima Lama

‘La obediencia’

2017-08-06

Hace algún tiempo escuché un relato acerca de un joven que estaba en busca de trabajo, asistió a una empresa que había ofertado una vacante, cuando esperaba en la antesala, había varios candidatos a dicha solicitud, ingenieros, administradores, contadores, etc. muchas personas con necesidad de trabajo, por lo que el joven de referencia se sintió sin oportunidad ya que no tenía ningún título profesional, sin embargo decidió esperar su entrevista ya que realmente necesitaba trabajar al igual que el resto del grupo, el entrevistador era precisamente el dueño de la empresa ya que pensaba que la selección de su personal era algo de lo que le gustaba estar directa y personalmente pendiente para no errar en tal efecto, llego su turno y paso a la oficina de su entrevistador y este después de preguntar su nombre, la segunda pregunta fue - ¿Qué sabes hacer? Pensó por algunos segundos e instintivamente dijo, - se obedecer – el entrevistador esbozo una sonrisa se quedo pensativo un par de minutos y repuso, es la mejor respuesta que he escuchado de todos los que he entrevistado, es mas es la mejor respuesta que he escuchado de cualquier persona, todos son expertos en sistemas, en software, otros en paqueterías en fin, cada uno trata de convencerme que es el mejor en lo que quiera que haga, sin embargo con tanta sabiduría y capacidades se olvidan muchas veces de quien da las instrucciones y son hasta necios, son pocas las personas que realmente saben obedecer, y eso es justamente lo que yo necesito.

Parece irónico, pero algo tan simple, es de tanta importancia, que muchas veces somos ciegos a ello, con el argumento de yo daré a mis hijos todo lo que a mí me hiso falta, o también argumentamos mis hijos no sufrirán lo que yo sufrí y muchas veces en vez de enseñarles, de educarles o de guiarles, simplemente les malcriamos, no los enseñamos a trabajar en equipo y pero aun no les enseñamos a obedecer facilitándoles todo en la vida y resolviéndoles todos los problemas y no los enseñamos a enfrentarlos.

Pero ¿Qué es la obediencia? Obedecer significa literalmente realizar la voluntad del que manda, es un valor fundamental no solo de la familia (célula y base de la sociedad) sino de la sociedad misma, en la que nos desarrollamos normados por leyes que nos ayudan a mantener una convivencia armónica de todos los que la conformamos. En algunos grupos es una exigencia la estricta obediencia para conseguir con mayor efectividad sus fines, por ejemplo: el ejército, la policía, bomberos, grupos de protección civil y de rescate entre otros más.

Así como en las familias hay un escalafón de mandos, en donde los padres generalmente son los que lo encabezan y los hijos son los sub-alternos, así en los grupos en los que pertenecemos, siempre hay alguien que lleva las riendas y así se van acomodando por ciertas jerarquías, sean grupos religiosos, sociales, deportivos etc. en donde la obediencia tiene una fundamental participación.

Es difícil mandar con rectitud porque es fácil confundirse cuando la voluntad responde a nuestros interés personales y no a la voluntad de los que nos rodean, cuando la autoridad gobierna a su capricho se convierte en una dictadura, y esta autoridad se ejerce por sumisión y no por convicción, por ello tenemos re recordar que la palabra autoridad se desprende de la palabra AUTOR (por sí mismo) por ello mejor sabe mandar el que mejor sabe obedecer, además de que hay que estar consientes de que la obediencia se ejerce en pleno uso de la libertad, si la obediencia se hace por algo injusto, entonces no hay escusa, se es injusto y punto y esto incluye a la obediencia militar, policiaca u semejantes. Por ello la primera obediencia se debe a nuestra plena conciencia y toda obediencia deberá dirigirse sin perjuicio a los demás.

Obedecer nace del convencimiento de que el que manda lo hace por nuestro bien o por el bien común, cuando es así nuestra libertad queda intacta y por ende no es lesionada, en cambio cuando obedecemos por miedo o sometimiento entonces perdemos nuestra libertad en la servidumbre y en la esclavitud.

Por eso en el hogar, en donde es la primera escuela de aprendizaje, los padres debemos de actuar con firmeza pero con total rectitud y justicia y en nuestro hogar deberá prevalecer la razón sobre la violencia.


ko-limalama@hotmail.com
FB: Dragones Gálvez Team

IMAGEN DE VERACRUZ

Dirección: Ruiz Cortines #1917 Fracc.Jardines de Virginia, Boca del Río, Ver.

Teléfonos: (229) 923 2550

Todos los Derechos Reservados - Copyright 2014