Magda Zayas Muñoz / Momentos

Justicia politizada en Veracruz

2017-08-03

No es justicia, es aparentarla, es fingir y usar las leyes a modo para vestirse de honestidad; cualquier abogado penalista sabe que la medida cautelar dictada a la exfuncionaria duartista, Xóchitl Tress Rodríguez, es excesiva y aunque no se trata de defender, sí es importante mostrar el uso que se le está dando a este nuevo procedimiento penal.
En Veacruz el enriquecimiento ilícito no es un delito grave y su sanción va de los tres a los diez años de prisión, por lo que imponer una medida cautelar de 2 años resulta excesivo, pues esta figura opera en caso de delitos graves o personas consideradas de alta peligrosidad, y aquí pareciera que a la exfuncionaria se le está juzgando más por su calidad de amante del exgobernador que por el corto encargo que desempeño durante la citada administración, al frente de espacios educativos.
Imaginemos que ahora todas las amantes sean juzgadas por recibir regalos y propiedades provenientes funcionarios, entonces habría un alto índice de éstas en prisión; es por demás absurdo pues habiendo tantos peses gordos por atrapar, todo el escándalo mediático lo lanzan sobre una mujer –que como muchas otras- pudo tener una relación muy cercana con un exmandatario.
Hoy los jueces parecen estar ocupados en asuntos única y exclusivamente de los exfuncionarios y así pese a existir muchas más carpetas de investigación donde se señalan hechos realmente graves como homicidios, secuestros y delincuencia, éstas están siendo rezagadas pues la carga de trabajo de los juzgadores se centra en asuntos que solo atraen reflectores.
Y es que sin defender a la joven viuda, como dice el dicho, no se puede tapar el sol con un dedo. Si nos enfocamos al procedimiento penal actual hay que precisar que no basta la declaración de José Janeiro Rodriguez, exoperador financiero de Javier Duarte para imputar a Tress, y es que fue éste personaje quien como testigo de la Procuraduría General de la Republica mencionó que en alguna ocasión el exmandatario le ordenó comprar un departamento y una camioneta Land Rover para la hoy detenida.
Aquí habría que observar, sí la fiscalía la acusa como exfuncionaria o como examante de Javier Duarte, pues se estaría ante un supuesto diverso que significaría responsabilidades desiguales debido a que en la mayoría de las afirmaciones de la autoridad, se refieren a Xóchitl como la amante de Duarte y no como la exdirectora de Espacios Educativos.
Pareciera que la única noticia que propicio la detención de Xóchitl fue la del testigo de PGR, quien se refiere a ell solo como la pareja ocasional de Javier Duarte y nada más y entonces ¿ello bastaría para que se demuestre que incurrió en el delito de enriquecimiento ilícito?, mientras tanto se le ha embargado una lujosa mansión en el municipio de Boca del Río.
La prisión preventiva en el nuevo sistema de justicia penal, es considerada como el fin último, pues se trata de que, el menor número de imputados vayan a prisión y así evitar a presuntos culpables; el artículo 19 de la Constitución Política en nuestro país es claro en referir que,“el juez ordenará la prisión preventiva, oficiosamente, en los casos de delincuencia organizada, homicidio doloso, violación, secuestro, trata de personas, delitos cometidos con medios violentos como armas y explosivos, así como delitos graves que determine la ley en contra de la seguridad de la nación, el libre desarrollo de la personalidad y de la salud. Ninguno de éstos delitos se le imputan a la Xóchitl Tress, pero así se las gastan los fiscales y los jueces en nuestra entidad.
De manera absurda, mientras la supuesta amante es considerada una delincuente de alta peligrosidad y se le imponen 2 años de prisión mientras la Fiscalía continua investigando, para acusarla, otros ex funcionarios como Flavino Ríos, exsecretario de Educación, exsecretario de Gobierno y exgobernador Interino se encuentran cómodamente en su domicilio –tras una negociación- y al mismo tiempo otros personajes que gozan de fuero como Vicente Benítez, Juan Manuel del Castillo, Alberto Silva Ramos, Edgar Espinoso y muchos otros a los que el dinero sí les alcanzó para acordar su impunidad.
¡Así las cosas en nuestro Veracruz!.

IMAGEN DE VERACRUZ

Dirección: Ruiz Cortines #1917 Fracc.Jardines de Virginia, Boca del Río, Ver.

Teléfonos: (229) 923 2550

Todos los Derechos Reservados - Copyright 2014