Daniel Badillo / Gobernar Dialogando

¡Ya era hora!

2017-07-01

Por supuesto que ya es hora de poner un alto a la promoción desmedida de los dirigentes nacionales de los partidos políticos, principalmente Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Anaya, quienes so pretexto de encabezar a sus respectivos institutos políticos se han servido con la cuchara grande en los spots de radio y televisión del Instituto Nacional Electoral, con el ingrediente adicional de que ambos aspiran a la candidatura presidencial el próximo año. Y no se trata de limitar la libertad de expresión ni mucho menos de censurar su presencia en los medios, como lo han sostenido dichos personajes, sino de garantizar una contienda equitativa y con piso parejo para todos de cara al proceso electoral del 2018. Y es que –números más, números menos- tan sólo en los últimos años, López Obrador ha aparecido en 2.1 millones de spots de los 2.6 millones que corresponden a Morena, lo que significa un promedio de mil 900 anuncios diarios, en tanto que Ricardo Anaya ha promovido su imagen en poco más de 1.4 millones de spots, algo así como mil 278 anuncios diarios.

De tal manera que en la antesala del proceso electoral federal para elegir presidente de la República, por orden expresa del Tribunal Electoral del Poder Judicial, en los próximos días el INE aprobará diversos lineamientos para regular los contenidos de la propaganda política y por ende de los spots, a partir del mes de septiembre cuando inicia formalmente el proceso electoral y durante el periodo de precampañas.

Según La Jornada (Viernes 16 de Junio, 2017) en dichos lineamientos se establece que “la inclusión del nombre, la voz, imágenes o cualquier otro símbolo relacionado con el dirigente o vocero partidista en ningún caso se aprovechará para comunicar, sugerir o exteriorizar cuestiones, posicionamientos o aspiraciones personales de ninguna índole a no poner en riesgo la equidad en una futura contienda presidencial”.

El resolutivo señala también que “…A partir del inicio del proceso electoral y hasta el inicio de la etapa de precampañas, los dirigentes y voceros de los partidos políticos que aspiren a un cargo de elección popular, no podrán aparecer o participar con ese carácter o cargo partidista en la propaganda electoral que se difunda a través de radio y televisión, a fin de evitar que su presencia en dichos medios de comunicación social les represente un posicionamiento o ventaja indebida en menoscabo de la equidad en la contienda electoral”.

Es evidente que la medida no será bien recibida por los dirigentes quienes han argumentado –como es el caso de López Obrador- que pretenden “silenciarlos”, lo que resulta falso pues al menos durante el periodo electoral del 4 de junio, el dirigente de Morena apareció en todos los spots que quiso; incluso, por encima de candidatos como Delfina Gómez, en el Estado de México, quien en los anuncios aparecía acompañando únicamente al líder de Morena y éste era quien utilizaba los anuncios para promover su imagen. Ahora, insisto, en la antesala del proceso electoral federal que inicia en septiembre, es justo y necesario garantizar una contienda equitativa con todo lo que ello significa, por lo que no me parece correcto que los dirigentes –que además pretenden ser candidatos- se aprovechen de los vacíos legales, para promover su imagen con recursos públicos en detrimento de los demás aspirantes. Veremos en qué termina esta historia. Por el bien de la democracia que el INE tome la mejor decisión y tengamos una contienda a la altura de lo que merecen los mexicanos, sin favoritismo para ningún actor político.

mariodanielbadillo@hotmail.com

IMAGEN DE VERACRUZ

Dirección: Ruiz Cortines #1917 Fracc.Jardines de Virginia, Boca del Río, Ver.

Teléfonos: (229) 923 2550

Todos los Derechos Reservados - Copyright 2014