Los Reporteros / Off the record

La fiesta de los chapuzones

2017-04-14

La Semana Santa está en pleno y mientras los feligreses católicos se vuelcan a las iglesias para rezar, los amantes de la diversión se zambullen en las cálidas aguas del Golfo de México y disfrutan los mariscos y las cervezas.

Otros, como el diputado local Marco Antonio Núñez López, prefieren ofrecer el show a los visitantes, aunque ellos no lo conocen ni saben quién es. Como ya había amenazado, el panista acudió a la playa Martí y se introdujo en sus aguas turbias según para demostrar que no están lo cochinas que él había dicho antes. En buen castellano, lo mandaron a desdecirse para que aprenda a no hablar de más.

Dicen que el hombre se dejó caer con todo su peso sobre las aguas del Golfo y que los peces huyeron despavoridos cuando vieron la avalancha que se les aproximaba.

Sus malquerientes dijeron que si su intención es ahuyentar al turismo, su estrategia fue magnífica. Pero los prestadores de servicios deben haberle recordado a todo su árbol genealógico.

Menos mal que es Semana Santa y todo es relajación. Además Núñez López no es el primero ni el único en ir a bañarse ante las cámaras fotográficas dizque para taparle la boca a los que las califican de puercas. El que impuso esa moda fue Miguel Alemán Velasco cuando fue gobernador, junto con su secretario de Salud, Mauro Loyo Varela; fue a bañarse a unos metros de la central nuclear de Laguna Verde para hacer callar a quienes decían que estaban contaminadas por residuos de esa planta.

En cambio, por la playa Martí de la ciudad de Veracruz han desfilado Jon Rementería Sempé también como secretario de Salud ya en la Fidelidad, y Gustavo Sousa Escamilla como secretario de Turismo. No sólo ellos, también Leticia Perlasca Núñez como secretaria de Turismo, Salvador Manzur Díaz como alcalde de Boca del Río, el Pepín Ruiz y hasta ¡Javier Duarte de Ochoa! cuando andaba en campaña por la gubernatura. Las cosas que se hacen cuando se requiere el voto popular. Y hubo otros.

Nada tonto, el tío Fide no fue a bañarse entre las aguas infestadas de materia fecal; envió a sus subordinados y a sus apadrinados a sumergirse en la playa que en ese entonces parecía una letrina.

Era un circo recurrente generado cuando durante la Fidelidad la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, que entonces estaba en manos de los panistas Vicente Fox Quesada y luego de Felipe Calderón Hinojosa, le causaban muchas rabietas al tío Fide difundiendo que las playas jarochas eran un muladar.

La diferencia con su sucesor era que el de Nopaltepec era de respuesta rápida y de inmediato armaba el escenario para lo que viniera.

El que ya no sabe a qué santo poner de cabeza para que le haga el milagro ya no de la candidatura a la alcaldía de Veracruz sino aunque sea a una regiduría es Antonio Illescas, pareja o expareja de la diputada federal Gabriela Ramírez Ramos.

Ahora promueve una fundación de quién sabe qué, para llamar la atención y anunciar una rueda de prensa para informar sus “beneficios”, en el salón de un hotel en el centro histórico. Por cierto, nadie o casi nadie acudió, pero todos se preguntaban si Gaby habrá pagado el alquiler, pues una cosa es que perciba casi 150 mil pesos mensuales y otra, que le pague los caprichos a Antonio.

Por cierto que el grupo de Agustín Andrade Murga y otros inconformes contra lo que llamaban imposición de candidaturas en el panismo cayeron en un profundo silencio. No sabemos si se debe a la Semana Santa o a otra cosa, pero de pronto enmudecieron.

Los católicos porteños se preparan ya para el Vía Crucis de este viernes, tradición surgida en el siglo IV debido al hallazgo de lo que habría sido la cruz de Cristo. La Pasión consta de 14 estaciones y arranca este viernes a las 9:00 de la mañana en el cruce de la avenida Independencia y la calle Mariano Arista, y concluirá en la Catedral de Veracruz.

A las 4:00 de la tarde se realizará la acción litúrgica de la Pasión del Señor, y a las 7:00 de la tarde-noche tendrá lugar la Procesión del Silencio, que iniciará en el Parque Ciriaco Vázquez y llegará a la Catedral.

Los mirones aseguran haber visto con gorra y discretamente vestido al exgobernador Fidel Herrera Beltrán en un hotel del bulevar Ruiz Cortines en Boca del Río el pasado lunes en esta zona.

Finalmente cumplió su amenaza de venir antes de las elecciones a Veracruz, y según los que creen haberlo visto, el exmandatario sólo iba resguardado por dos elementos que parecían ser de su seguridad y nadie más a su lado. Después nadie supo y nadie se enteró a dónde se trasladó. Muchos dicen que rumbo al estadio Luis ‘Pirata’ Fuente, pero obviamente no a ver a Fidel Kuri. Quien asegura haberlo visto dice que se trasladó discretamente al estacionamiento y de ahí salió con rumbo desconocido. Lógicamente, no utilizó el aeropuerto para llegar o salir pues sería fácilmente detectable. Hay otros que dicen que estuvo en su domicilio en Xalapa desde el domingo por la tarde. Pero de que estuvo por acá, estuvo; de eso no hay duda.

IMAGEN DE VERACRUZ

Dirección: Ruiz Cortines #1917 Fracc.Jardines de Virginia, Boca del Río, Ver.

Teléfonos: (229) 923 2550

Todos los Derechos Reservados - Copyright 2014