Carlos Jesús Rodríguez / Por si acaso...

Flavino Ríos

2017-03-14

NO NEGAMOS ni negaremos la amistad que por más de 30 años nos une al licenciado Flavino Ríos Alvarado, relación que en lo personal, considero una hermandad basada en el respeto y la franca condescendencia, más allá de los cargos públicos que ha ocupado a lo largo de una exitosa carrera política donde si algo se le reconoce es la honestidad y caballerosidad con la que suele conducirse. Pero el ex Gobernador interino es, ahora, víctima del odio inconmensurable de un Gobernador que necesita demostrar que está trabajando, pero que al no poder contener la inseguridad (traducida en secuestros, levantones, ejecuciones, descuartizados por todas partes, asaltos y robos), decide dar un golpe mediático ordenando al Fiscal General del Estado, Jorge Winckler Ortiz (porque esa es la palabra correcta: “ordenar” pese a la dizque autonomía de la dependencia), detenga al minatitleco y se le instruya prisión preventiva de un año pese a que los delitos que le acreditan no son graves, además de que el ex mandatario, desde que terminó su breve mandato continúo viviendo en Xalapa y en Minatitlán y, por lo tanto, no buscaba escapar de nadie.
SE TRATA de una más de las ocurrencias de este Gobierno a falta de resultados en materia de empleos, pues de entrada, al iniciar la administración ordenó el cese fulminante de más de 8 mil burócratas que eran el soporte de sus hogares o proveedores de la familia, dejando en la indefensión a niños que acuden a la escuela, padres ancianos o familiares que necesitan atención médica. Nada de eso importa cuando la sed de venganza inunda las entrañas, como ocurre ahora con la detención arbitraria de Ríos Alvarado que, consciente de que “el que nada debe nada teme”, ni siquiera había promovido algún amparo para conocer si soterradamente se orquestaba algo en su contra.
POR ELLO, días antes de que concluyera su breve mandato, cuando alguien le preguntó ¿Cuál sería en lo sucesivo su quehacer y donde viviría? (esto tras la fuga de Javier Duarte de Ochoa), el abogado y notario público respondió con seguridad: “me dedicaré a lo de siempre, a mi notaría, y viviré donde siempre, entre Xalapa y Minatitlán, en la primera porque aquí viven mis nietos y mi hija, y en la segunda, porque ahí está mi fuente de empleo, y mi esposa me acompaña a todas partes. No tengo porque vivir en otra parte que no sea donde siempre”.
Y EN efecto, Flavino Ríos venía a Xalapa y se reunía con amigos. Lo hacía consciente de su inocencia pese a la acusación de que había facilitado la huida del, ahora, prófugo Javier Duarte de Ochoa, algo que, definitivamente, no se configura, puesto que cuando el corrupto ex gobernante solicitó el apoyo de un helicóptero no tenía orden de aprehensión en contra y, por lo tanto, no fue coparticipe de su fuga, y eso se lo había confirmado la Procuraduría General de la República que pese la denuncia que el Gobierno del Estado interpuso, ni investigaba ni había iniciado proceso contra el nacido en Minatitlán, y en todo caso, si hubiese habido para entonces una instrucción de arresto contra Duarte, uno se pregunta: ¿Por qué no lo detuvo la PGR cuando acudió al noticiero de Carlos Loret de Mola o cuando se trasladaba a Xalapa?
OTRO DATO es que Javier Duarte nunca dejó de ser Gobernador hasta que concluyó su mandato, tomando en cuenta que ese cargo –de elección popular- es irrenunciable, y lo que Duarte de Ochoa solicitó fue una “licencia”, esto es, seguía siendo el titular del Ejecutivo, aunque tenía un permiso para no ejercer, y es lógico que por cortesía se le pudieran facilitar ciertos apoyos, pero la sed de venganza de un Gobierno panperredista que vino a eso: “no a gobernar sino a saciar vendettas”, le ha dado la voltereta al tema y decidió llevar a prisión a Flavino, en tanto promueve y apoya la candidatura del ex contralor del Estado, Ricardo García Guzmán –al que, alguna vez llamó ‘tapadera de Duarte’- para que contienda por la alcaldía de Pánuco, porque le representa votos a su hijo Miguel Ángel Yunes Márquez para cuando busque la postulación a la Gubernatura.
EL ARRESTO, sin duda, es un acto por demás aberrante, muy propio del duartismo que solía usar la ley para satisfacer venganzas personales, y en ese tenor, no solo Andrés Manuel López Obrador ha criticado la decisión de proceder contra Flavino Ríos Alvarado acusando que se trata solo de propaganda yunista: “tan es así que Yunes acaba de apoyar al que fue contralor de Duarte para que sea candidato a presidente municipal de Pánuco por el PAN, y ese contralor, y ahora lo voy a decir: el contralor de Duarte, era el contador que supuestamente reviso las cuentas, y el mismo Yunes lo descalificó y ahora lo impulsa para que sea Presidente de Panuco. Son la misma mafia”.
EL EX GOBERNADOR Dante Alfonso Delgado Rannauro que alguna vez llevado a prisión por el Gobierno de Patricio Chirinos siendo Miguel Angel Yunes Secretario de Gobierno, ha expresado vía Twitter: “@DanteDelgado Aberración jurídica la detención de Flavino Ríos. En lugar de Gobernar Yunes prefiere circo y actos de pirotecnia. Cortado por la misma tijera”, y en ese sentido se han expresado infinidad de actores políticos que consideran una infamia la actitud del gobernante en turno.
POR ELLO este lunes, además del recuento de los 100 días del gobierno yunista que hará el Senador Héctor Yunes Landa, los priistas harán un pronunciamiento a las 8:30 de la mañana para protestar por la arbitraria detención de Ríos Alvarado, lo que podría ser un buen pretexto para asumir el verdadero papel de oposición que les corresponde jugar, y de una vez por todas relanzar al “tricolor” como una opción de gobierno alejada de odios retardatarios y persecuciones perturbadas que solo alejan a Veracruz del imperio de la ley para convertirlo en un Estado ausente de trasparencia y resultados, y sumergido en el infierno de la incertidumbre.
ESTE LUNES el propio Comité Ejecutivo Estatal del PRI y los Senadores José Francisco Yunes Zorrilla, Héctor Yunes Landa y otros distinguidos “tricolores”, harán el pronunciamiento por el cual demandarán que no se use a la Fiscalía como instrumento de venganza, ni a la ley para saciar apetitos de represalia o desquite. Los veracruzanos requieren de un Gobierno que les otorgue seguridad, empleo, educación y salud de calidad, y no solo persecución palaciega a ultranza, sin más afán que satisfacer avideces personales o de grupo. www.gobernantes.com

IMAGEN DE VERACRUZ

Dirección: Ruiz Cortines #1917 Fracc.Jardines de Virginia, Boca del Río, Ver.

Teléfonos: (229) 923 2550

Todos los Derechos Reservados - Copyright 2014