Marcela Escalante / Neuropsicología

El modelo Neufeld: La importancia del vínculo en la crianza de nuestros hijos

2017-03-10

Cuando los padres comprendemos la importancia del vínculo con nuestros hijos podemos empezar a ver cómo muchos de los problemas de crianza se derivan de un problema de relación y una de las primeras preguntas que surgen es si aún estaremos a tiempo de trabajar en la relación, si no es muy tarde. Y la buena noticia cuando estamos hablando de relaciones es que nunca es demasiado tarde.

Lo más importante a recordar es que tu función en la relación es de ser un proveedor generoso sea con tu hijo adulto o con tu hijo pequeño. Qué le dejes claro que está invitado a existir en tu presencia y que evites que la conducta sea lo único que te relaciona con él o con ella.

Para hacer esto sirve hacer una pequeña reflexión:
¿Cuántas de las interacciones que tenemos con nuestros hijos son para conversar, disfrutar, profundizar en la relación y cuántas son para regañar, corregir, dar órdenes y, en muchos casos castigar o amenazar con una consecuencia? Si el tiempo que dedicamos a corregir, lo invirtiéramos en trabajar en el vínculo, nos sorprendería ver cómo los problemas conductuales disminuirían de una manera significativa. Quizá te preguntes porqué y la respuesta es que los seres humanos deseamos ser buenos con aquellos con los que nos vinculamos, por lo que, al tener un buen vínculo despertamos en ellos el deseo de obedecer. Cuando existe un problema de relación, el síntoma es un problema de comportamiento. Es necesario recordar que el comportamiento que estás observando está diciendo que se trata de un problema de relación.

Si deseas cultivar un vínculo con tus hijos recuerda:
1. Invitara tu hijo a existir en tu presencia con una mirada cálida y una actitud de aceptación y apertura.
2. Busca su mirada, su sonrisa y su gesto de asentimiento
3. Algunas veces tendrás que propiciar situaciones que lo alejen de los vínculos que compiten contigo, es decir procurar momentos sin televisión, sin amigos, sin celulares y aprovechar ese tiempo para enseñarle de forma amena y divertida a hacer algo que a ti te gusta (cocinar, construir objetos con madera, reparar un juguete, arreglar una bicicleta, et), puedes guiarlo para lograr algo que sea de su interés o simplemente escucharlo y abrirte a la comunicación con él o con ella.

Lo más importante a recordar es que ellos deben ver en tus ojos esa invitación a existir en tu presencia. Los niños están hambrientos de esto y cuando lo ven en ti la mayoría de las veces, su corazón se suaviza y la relación queda restablecida y de esta manera es mucho más fácil ser le padre ó la madre que ellos necesitan.

¿Qué sucede cuando hemos perdido ese vínculo?
Cuando no hemos formado, o hemos perdido el vínculo con nuestros hijos tendemos a asumir que el problema es causado por falta de conocimiento o de saber “cómo” hacer las cosas y tratamos de ejercer la fuerza que se impone: más gritos, más amenazas, más fuerza y más heridas.

Entonces surge la pregunta: ¿Cuál es la diferencia entre el poder que da el vínculo y la fuerza que se impone? Cuando imponemos la fuerza no hay sentido de dignidad, los niños sienten que tienen que rendirse porque el poder que no es natural humilla y puede causar rebelión.
El poder natural es un poder PARA cuidar de tus hijos, por lo que te permitirá guiarlos, ser su brújula y cuidarlos, siendo éstas las condiciones que los niños necesitan para convertirse en ellos mismos. Ese es el poder que necesitamos: el poder del vínculo, no la fuerza de los gritos, el enojo o las amenazas.

©Derechos reservados Dr. Gordon Neufeld. Gordon Neufeld, Ph.D. es un psicólogo evolutivo que radica en Vancouver Canadá, creador del modelo evolutivo integrativo basado en el vínculo.

El Instituto Neufeld en asociación con el Centro de Estudios Veracruz (CEV) ofrece cursos y asesoría a padres en Veracruz.
www.institutoneufeld.com
www.cev.edu.mx

IMAGEN DE VERACRUZ

Dirección: Ruiz Cortines #1917 Fracc.Jardines de Virginia, Boca del Río, Ver.

Teléfonos: (229) 923 2550

Todos los Derechos Reservados - Copyright 2014