Rafael Belmonte / En sus marcas

‘Infantiles fuera de ON’

2017-03-04

“CADA FRACASO ENSEÑA AL HOMBRE ALGO QUE NECESITABA APRENDER” Charles Dickens

La semana pasada comentamos acerca de los errores en la planificación de parte de las altas autoridades deportivas del país, las cuales toman decisiones imprevistas a media temporada.

Esto es un grave error de planificación.

Pero hoy quiero comentar acerca de la disposición de la CONADE, con el apoyo de la FMN, de eliminar la categoría infantil “B” (11-12 años) del evento final de natación en la Olimpiada Nacional 2017.

Cuando inició la temporada, en agosto 2016, y después del Congreso de la FMN se estableció un plan de trabajo que incluía esta categoría.

Más tarde se emitió una convocatoria nacional donde se establecían las categorías que habrían de participar en la fase nacional.

Todo esto fue borrado de un plumazo en el mes de febrero. Después de haberse realizado un campeonato nacional de curso corto en diciembre donde se pre-seleccionaron a quienes avanzarían a la etapa final de la ON.

Por supuesto que hubo, y hay, una gran inconformidad de la comunidad acuática. Nadadores, entrenadores, directivos estatales y padres de familia.

La medida técnica-administrativa de la CONADE fue con la idea de reducir sustancialmente los participantes en la etapa nacional para reducir el gasto, eficientar los escasos recursos económicos con que se cuentan y acabar con el gigantismo del evento.

Hoy comentaré acerca de lo correcto o no de esta medida
desde el punto de vista técnicodeportivo.

Recuerdo que en mis inicios en la natación nacional por los años 70 la FMN incluía en su programa competitivo nacional las categorías infantil A (9-10 años) e infantil B (11-12 años).

Estas categorías participaban en todo el proceso: eventos
municipales, estatales y nacionales.

La categoría infantil B participaba en los Campeonatos
Centroamericanos y del Caribe y más tarde en los CAMEX
(Centroamérica-México).

Todos los entrenadores nos esforzábamos preparando a
nuestros nadadores para que llegaran al evento fundamental nacional.

Así, en nuestro caso en el Club Acuario, tuvimos muchos campeones nacionales infantiles, como Oscar García, Fernando Moranchel, Ana Rosa Graham, Yolanda Graham, Manuel Armas, Raúl Chávez, José Luis Vilaboa, Araceli Fernández, Rocío Pujulá y otros más.

Algunos de ellos llegaron hasta los Centroamericanos y del Caribe compitiendo en las categorías infantiles. Sobresalen en la memoria acuariana las medallas de oro y records centroamericanos (que no ha vuelto a tener Veracruz) de Oscar García y Fernando Moranchel en los CCCAN de San Cristobal, Venezuela en 1979.

Allí también ganó la nadadora xalapeña Emma Fuentes.

Repito todos ellos en las categorías infantiles.

En mi etapa de Vicepresidente de la FMN me tocó debatir sobre la conveniencia de que los nadadores infantiles mexicanos trabajaran exhaustivamente para llegar a los eventos internacionales.

Entre las consideraciones que se presentaron fue que México era muy fuerte en las categorías infantiles, producto del trabajo a que eran sometidas estas categorías, pero en las categorías juveniles y mayores se perdía la hegemonía y en el máximo nivel de Juegos Olímpicos eran muy pocos, contadísimos los que llegaban. Y cuando llegaban los resultados no eran los deseados.

Las estadísticas mostraban que un gran número de nadadores infantiles desertaban cuando llegaban a la etapa juvenil y eran escasos los que llegaban a la primera fuerza.

Así después de muchos estudios y análisis de estadísticas la FMN decidió que las categorías infantiles ya no participarían en eventos internacionales. Esto con el fin de proteger el desarrollo deportivo de estas categorías.

Así México dejó en los años 2,000 de participar en los CCCAN y en el CAMEX.

Definitivamente la categoría infantil 9-10 años ya no participa en eventos nacionales.

Se pretende que los entrenadores dediquen un mayor cuidado al aspecto técnico y cuidar el desarrollo-formación de los infantiles.

Desde este punto de vista la medida de eliminar la categoría infantil B de la Olimpiada Nacional pudiera ser adecuada.

Lo que se objeta es el procedimiento y los tiempos.

Muchos padres de familia, que son quienes la mayoría de las veces se cuelgan las medallas de sus hijos, han protestado. Ya no tendrán oportunidad de “subirse” al pódium.

Las autoridades nacionales se olvidan que las disposiciones administrativas deben tener un fundamento técnico-metodológico. Este debate seguirá.

“LA DUDA ES UNO DE LOS NOMBRES DE LA INTELIGENCIA”
Jorge Luis Borges.

La planificación deportiva debe estar en manos de los metodólogos, de los técnicos, de los entrenadores, ellos habrán de emitir un plan que deberán operar los dirigentes y las autoridades.

Lo malo es cuando se invierte la pirámide de la planificación.

“SI NO SABES TE ENSEÑO, SI NO PUEDES TE AYUDO, PERO… SI NO QUIERES… NADA PUEDO HACER POR TI”.

No nos queda más que seguir EN SUS MARCAS!

www.acuarioaquabel.com
FB : Rafael Belmonte O.
Twittwer: @
AcuarioAquabel

IMAGEN DE VERACRUZ

Dirección: Ruiz Cortines #1917 Fracc.Jardines de Virginia, Boca del Río, Ver.

Teléfonos: (229) 923 2550

Todos los Derechos Reservados - Copyright 2014