Veracruz, rumbo a los 500 años

Fragmentos de la memoria

Obras que registran la Historia de Veracruz

Ampliar Foto  
Veracruz: Obras que registran la Historia de Veracruz / Redacción
Google+

Héctor Noguera Trujillo / Veracruz
2017-09-12 16:53:30

Algunos les llaman “historiadores” y otros “cronistas”; hay quienes les dicen “investigadores” y algunos los conocen, simplemente, como “escritores” o “redactores de la historia”.

Pero, les pongamos la etiqueta que sea, su labor es valiosa porque ellos nos dan a conocer ¿quiénes éramos?, ¿dónde y cómo vivíamos?, ¿cuál era nuestra organización política y social?, ¿qué personajes destacaron?, ¿quiénes fueron los héroes y quiénes los villanos?

Hoy iniciamos esta serie de tres artículos, que pretende ofrecer una mayor información sobre las fuentes históricas de nuestra ciudad y puerto:

1519. Cartas de Relación, de Hernán Cortés.

Se trata de 5 cartas, escritas en distintas fechas y lugares, dirigidas al rey de España, Carlos V. La primera, fechada el 10 de julio de 1519 fue enviada desde la Villa Rica de la Vera Cruz, en ella se narra la fundación del Cabildo; la segunda, desde Villa Segura de la Frontera; la tercera desde Coyoacán y la cuarta y quinta desde Tenochtitlan.

Sobre esta obra (ahora impresa en un solo libro), el intelectual mexicano, Alfonso Reyes, expresó: “La visión de Cortés refleja, con ojo y pincel maravillados la vida y costumbres del país, sus ciudades, sus artes, sus ceremonias; a todo lo cual comunica una animación y da un tratamiento minucioso que nunca concede a sus propios actos.

“Viajero dispuesto a entender no se desconcierta ante lo exótico. Narrador incomparable, descriptivo de singular nitidez, no disimula su pasmo ante la cultura indígena. Sus cartas resultan un himno a la grandeza mexicana”.

1568. Historia verdadera de la conquista de la Nueva España, de Bernal Díaz del Castillo.

Se trata de una obra de más de 700 páginas, escritas a raíz de que en 1552, Francisco López de Gómara publicara su libro Crónica de la conquista de la Nueva España; de este hecho surge la palabra “verdadera” en la obra de Díaz del Castillo.

En el capítulo XLII (“Como alzamos a Hernando Cortés por capitán general y justicia mayor hasta que Su Majestad en ello mandase lo que fuese servido, y lo que en ella se hizo”) el autor relata a detalle la fundación de la Villa Rica de la Vera Cruz.

Cuando menos hasta hace poco, se sabía que este cronista nació en 1496 y falleció en 1584, a los 88 años de edad, fue un soldado que participó en las tres expediciones de Cuba a América y si bien era iletrado, a los 84 años escribió sus vivencias y las de sus compañeros de batallas.

1780. Storia antica del Messico, de Francisco Javier Clavijero.

Obra publicada originalmente en Italiano, primero en 3 tomos, a los que después se le agregó uno más. Apareció en español, en nuestro país, hasta 1945, con el título de Historia Antigua de México, en un solo tomo de más de 600 páginas.

Se trata de una obra muy completa, que aborda más de 400 temas. Se divide en 10 “libros” (que hacen las veces de capítulos) y 9 disertaciones (que equivalen al 4° tomo en italiano).

Es en su Libro VIII donde nos habla de la llegada de Hernán Cortés a los arenales de Chalchihuecan y de la fundación de la Villa Rica de la Vera Cruz.

1945. Amenidades históricas veracruzanas, de Juan Klünder y Díaz Mirón.

A pesar de ser un libro “de bolsillo” con apenas un centenar de páginas, se trata de una obra valiosa por la información tan detallada que nos ofrece.

El autor, además de aclararnos el simbolismo del escudo de nuestra ciudad, hace referencia al barrio de La Huaca, así como nos da su versión sobre la palabra “jarocho”.

El verdadero valor de la obra está en conocer al detalle los nombres antiguos de nuestras principales calles, en época de la muralla y el por qué se llamaban así. Don Juan -de ascendencia alemana y primo de Salvador Díaz Mirón- tuvo la fortuna de ser el primer cronista “oficial” de Veracruz.

Nació en nuestra ciudad el 14 de marzo de 1869 y falleció el 6 de agosto de 1952, a los 83 años de edad. Hace poco, su nieta, la ingeniera Rosa María González Klünder rescató esta obra, volviéndola a imprimir.

1949. Historia de Veracruz, del doctor Manuel B. Trens.

Para la fecha que se menciona, este autor ya había publicado 6 libros sobre nuestra historia local. Por practicidad, solo hacemos una breve glosa del Tomo II: consta de 655 páginas y abarca de la llegada de Cortés hasta la división eclesiástica de la provincia de Veracruz, en 1804.

En el capítulo I, el autor narra a detalle la llegada de Cortés, primero a San Juan de Ulúa -el Jueves Santo de 1519- y el desembarco, al día siguiente, en las playas de Chalchihuecan. En esta parte cita textualmente (en español antiguo) al cronista don Antonio de Herrera: “Otro día, que fue Viernes Santo, mandó Hernán Cortés que desembarcasen los soldados los caballos, el artillería, adonde ahí unos médanos, o montones altos de arena, y allí acomodaron el artillería, en la parte que para afegurarfe les parecía mas a propofito. Hizofe un Altar, adonde luego fe dixo mifa: armaronfe chozas, y Ramadas para apofentarfe, acomodandofe los soldados de tres en tres; en lo qual y en poner los caballos en parte conveniente, fe pasó aquel Día”.

1958. La ciudad de Veracruz, de Leonardo Pasquel.

Consta de dos tomos, el primero de ellos publicado en el 58. Contiene 212 páginas y en él se recopilan 9 textos ajenos. Los temas son variados, desde La exploración de Grijalva, La primera Carta de Relación de Cortés, La justicia en la Villa Rica, La Cédula real del escudo de armas, tres relatos sobre el huracán de 1552 y dos descripciones de Veracruz en 1571 y 1580.

El segundo tomo vio la luz pública en 1960 y aborda 15 temas: Veracruz en el siglo XVI, el Sitio (sinónimo de “lugar”), El primer ayuntamiento de Veracruz, Montejo y el blasón de Veracruz, La fundación de Veracruz, Breve reseña histórica de la ciudad, Localización de la primera Villa Rica, Rectificación histórica sobre la fundación de Veracruz, Expedición a Villa Rica, Veracruz en la Historia y una Carta de Paso y Troncoso a Dehesa.

El mérito que nadie podrá quitarle a Leonardo Pasquel es lo prolífico de su obra; es el único que ha publicado muchos libros dedicados a las distintas poblaciones del estado. Se deduce que su filosofía siempre fue: “Si no se puede ser la luz de la vela, hay que ser el espejo que refleje dicha luz”.

1991. Veracruz, la ciudad hecha de mar, de Hipólito Rodríguez y José Alberto Manrique.

Se trata de una obra con un título por demás original, que se justifica por el hecho de que los inmuebles más emblemáticos de nuestro Centro Histórico -lo que fue el interior de la muralla- están hechos de piedra mucar, procedente del mar, concretamente de los bajos de “la Gallega”, muy cerca de lo que es San Juan de Ulúa. Incluso la muralla, los baluartes y el propio castillo de Ulúa fueron construidos con el mismo material.

Sin llegar a ser un libro de lujo, cuenta con papel de calidad y consta de 405 páginas, con un gran número de ilustraciones. Desde el punto de vista histórico, abarca de 1519 a 1821.

Entre los temas que aborda en la primera parte, destacan: La Conquista y sus antecedentes prehispánicos; El Golfo, El clima del puerto, La parte urbana, La ciudad Vagabunda; De la antigua a la Nueva Veracruz; Entre corsarios y comerciantes; La invasión del enemigo; La ciudad amurallada; La próspera Veracruz, La ciudad amenazada y Veracruz durante la colonia.

La segunda parte está dedicada por completo a la arquitectura en el puerto, donde se habla de las fortificaciones, los hospitales, el palacio municipal, las atarazanas, la catedral, el convento de San Francisco y la iglesia de La Pastora. Sin duda, se trata de una obra muy completa en lo que a la descripción de la ciudad se refiere.

CONTINUARÁ…

IMAGEN DE VERACRUZ

Dirección: Ruiz Cortines #1917 Fracc.Jardines de Virginia, Boca del Río, Ver.

Teléfonos: (229) 923 2550

Todos los Derechos Reservados - Copyright 2014