Veracruz

Milburgo... Artista y jarocho de corazón

La mayor parte de su vida se ha dedicado a rescatar las tradiciones de México, como Día de Muertos y altares

Ampliar Foto  
Veracruz: MILBURGO ha entregado alma y corazón en enaltecer a Veracruz. / Patricia Morales
Google+

Josefina Lugo / Veracruz
2017-09-12 10:04:09

Se define como “artista plástico, muy, muy jarocho”, y vaya que lo demuestra a través de su obra, ya que Milburgo Treviño Chávez ha dedicado gran parte de su vida a preservar y enaltecer las tradiciones veracruzanas.

“Nací en el edificio de los monjes betlemitas, ahora es el Instituto Veracruzano de la Cultura, mis primeros años los pasé en el barrio de La Huaca. ¡Así que yo soy auténtico veracruzano, jarocho, jarocho!”, aseguró el maestro, quien fue entrevistado, ahí, a unos pasos de donde la cortaron el cordón umbilical, hace casi 80 años.

Ese pequeño rincón del antiguo edificio de Atarazanas, en el que parece más que una de las joyas del arte veracruzano uno de los secretos más ocultos de Veracruz, ahí trabaja incansablemente, con esa inagotable fuente de inspiración y con la prisa de quien ya no tiene tiempo para hacer todo lo que aún le falta por dar a su querido estado.

“Siempre me gustó rescatar nuestra cultura, por eso es que creo que estoy laborando aquí en el Instituto Veracruzano de la Cultura, porque tengo la libertad de expresión, aquí llevo el taller de cartonería, estamos actualmente preparando la exposición del Día de Muertos, en la cual llevo 40 años de trabajo en su rescate. ¡Me da mucho gusto que ahora en tooooodo Veracruz se festeja esta fiesta muy mexicana!”, aseguró el maestro, con la satisfacción y la alegría de saber que ha puesto más que su trabajo en esta labor, pues ha entregado su corazón.

Pero para Milburgo Treviño, aún es poco lo que ha hecho, y cada día encuentra nuevos proyectos para seguir con sus manifestaciones artísticas, con el único objetivo de que el mundo dirija su mirada a la cultura veracruzana.

LA MÁSCARA JAROCHA

Por lo que su rostro se torna radiante cuando expone su más reciente proyecto, “la máscara jarocha”, trabajo que alterna con la preparación de altares, catrinas y las clases de cartonería que por las tardes imparte en ese pequeño rincón de Atarazanas, ahí entre cartones, archivo muerto, y viejos muebles, pues está ubicado en el espacio que también sirve de bodega. Sin embargo, el trabajo artístico del maestro parece darle luz al sombrío lugar.

“Otro proyecto alterno en el que trabajo es en la máscara jarocha del Carnaval de Veracruz, estoy preparando una exposición para mostrarle a Veracruz que necesitamos una máscara que nos identifique, ya tenemos el Carnaval más alegre del mundo, pero no tenemos una máscara, que identifica a otras ciudades europeas y que son reconocidas en todos lados”, compartió el reconocido artista.

Para él es muy importante mostrar su trabajo a su gente, al pueblo, por lo que aseguró que después de que culmine este proyecto lo llevará a las colonias, al barrio donde creció de niño... a La Huaca.

“Mi anhelo es que se forme un grupo y ya cuando venga el turismo a Veracruz se le pueda ofrecer este trabajo artístico para que lo adquieran y lo lleven a las ciudades de origen cuanto vienen como turistas a Veracruz, pues será un recuerdo muy bonito del Puerto”, comentó.

Desde las nueve de la mañana el maestro trabaja intensamente en sus obras, en sus proyectos, trabaja por el amor que le tiene, no solo al arte, sino a su tierra jarocha, a la cual ama y lo plasma en cada obra que realiza, pues para él la fama y el reconocimiento no es tan importante como la trascendencia que le pueda imprimir a la cultura veracruzana.

CLASES PARA TODOS

Feliz de compartir sus conocimientos con las nuevas generaciones y con quienes se interesen en aprender este arte para preservar las raíces veracruzanas, el maestro hizo una invitación desde el fondo de su alma a todos los veracruzanos y turistas que se encuentran en el Puerto.

“Estoy a sus órdenes, aquí en el edificio de Atarazanas, a partir de las 9 de la mañana hasta las 6 de la tarde, puede venir a visitar, a ver las cosas que estoy elaborando. ¡Y por supuesto los invito, a quienes quieran tomar un curso de cartonería, que vengan!, el curso es absolutamente gratis, lo único que les cuesta es el material, que es tan económico como la harina, agua, papel y el color es bastante barato”, externó.

El taller está dirigido a todo el público, a partir de
los 12 años en adelante, por el peligro que implica el uso de navajas para cortar el cartón, aunque es un trabajo muy sencillo, muy elemental el que se realiza ahí, bajo la dirección del Rey de la Cartonería.

“Siempre me encontrarán aquí, trabajando porque es lo único que sé hacer, soy un hombre muy feliz porque hago lo que me gusta”, reiteró, quien debería ser considerado uno de los íconos vivo del arte veracruzano.

IMAGEN DE VERACRUZ

Dirección: Ruiz Cortines #1917 Fracc.Jardines de Virginia, Boca del Río, Ver.

Teléfonos: (229) 923 2550

Todos los Derechos Reservados - Copyright 2014