Veracruz, rumbo a los 500 años

Defensora de la crónica mexicana

Magali Tercero rema al filo de la realidad, 30 años de ejercer periodismo y literatura

Ver mas fotos  
Veracruz: Magali Tercero / Agencias
Google+

Cristina H. Rocíles / Veracruz
2017-09-05 16:33:30

Magali Tercero es periodista, maestra, narradora, hace preferentemente crónicas por su insaciable curiosidad por la cultura popular, por las entrañas de este país, por la vida secreta de las ciudades y las increíbles historias de sus habitantes, aunque también preside una asociación internacional de periodistas escritores.

- ¿Eres activista?
- Presido actualmente Género 19, PenMéxico, que es una asociación a favor de la paz y a favor de los escritores.


Fue fundada en 1928 en Londres, después de la Guerra Mundial, los escritores se reunieron porque había mucha persecución de las ideas y fundaron el PenClub, que tiene 250 centros alrededor del mundo.


En México tenemos 3 centros, el de San Miguel de Allende, el de México, DF y otro más. Cada país tiene permitido 3 centros, me lo propusieron en 2016 y comencé a dirigirlo en enero de 2017, como presidenta.


Pero no me considero una activista, como periodista, nunca me ha gustado el periodismo que se enamora de las causas y pierde la dimensión de las cosas, que hace campaña, ese es un periodismo activista. 



Por supuesto que hay varias visiones y hay gente que le gusta este periodismo, o el periodista activista, pero en mi caso no. Yo defiendo la libertad de expresión, es una cosa tremenda estar informando casi cada mes de un periodista muerto, como Cándido Ríos, en Hueyapan, es algo terrible. Y ese es el Pen que me ha tocado ahora .

- ¿Es así en otros países?
- No. Yo veo que en Argentina organizan siempre conferencias literarias y yo prefiero organizar conferencias sobre libertad de prensa o un homenaje a Javier Valdéz, que le vamos a hacer ahora, cosas más acordes a la realidad de acá.

- ¿Por qué nos parece más visible ahora la violencia?
- Pues mira, hemos tenido 10 periodistas asesinados en poco más del primer semestre del año en México, en cuanto al tema periodístico, ha aumentado mucho el asesinato, en cuanto a los desaparecidos, hubo muchos en los años 70 con las guerrillas, pero como era otra época en las comunicaciones, pues no tenemos cifras exactas, como las tenemos ahora, claro, también estuvo la matanza del 68, el 2 de octubre en la Plaza de las Tres Culturas.

Pero ahora no solamente ha aumentado porque hay 30 mil desaparecidos en este país, es una cosa impactante. Están hablando de 120 mil muertos, estén o no involucrados en la “guerra del narcotráfico”, pero hay mucha gente que no tiene nada que ver.

Es una cuestión terrible la que estamos viviendo, como nunca antes. Ahora las fosas que se descubren, como pasó aquí muy cerca en Colinas de Santa Fe, también en la Cuenca del Papaloapan. No solo es el narco, es la trata, es el secuestro, es una industria del crimen a nivel mundial.

- ¿Cuál es el papel de los escritores en todo esto?
- Pues los periodistas sí están muy pendientes, pero yo en verdad no veo a los escritores, a los literatos de cepa, ahora se dice que el periodismo narrativo es literario, pero eso lo va a decir el tiempo… a estos escritores yo no los veo que se ocupen mucho del tema, los que somos de origen periodista. Y es muy desesperante, porque esto no para, como organizaciones tomamos medidas, pero no se ha logrado un cambio, no hay un solo asesino de periodistas procesado ni sentenciado.

- Muchos periodistas mudan hacia la literatura, pero no muchos literatos se hacen periodistas después…
- Como está de moda la Crónica y muy promocionada por el Nuevo Periodismo Iberoamericano de García Márquez, esta nueva convención dice que el nuevo periodismo debe ser literario, pero en la realidad, y mira que me voy a cordar de mis palabras en 20 años, porque son pocos los que pueden hacer eso.

Los José Emilios Pachecos no nacen todos los días, son muy pocos los que pueden escribir literatura con materia periodística, hay mucha novela, eso sí, basada en hechos reales y actuales y también hay un boom de la novela negra, por la situación del mundo, eso es verdad.

En la novela negra sí se está denunciando, claro, la mejor literatura no es necesariamente la panfletaria, tiene que tener una calidad, como Thomas Man en La Montaña Mágica, que te habla de la guerra mundial de una manera profunda y si eres muy joven, ni te das cuenta de que está hablando sobre la guerra.

- ¿Y en cuanto a tu libro?
- Es la primera vez que trato temas de narcotráfico, aunque como periodista he hecho siempre los temas de los desnutridos del hospital, las chicas que son ahora llamadas sexoservidoras, las prostitutas en el 91, una de mis primeras crónicas…

Siempre realicé la crónica social, desde el 90. En cuanto a este libro ‘Cuando llegaron los bárbaros, vida cotidiana y narcotráfico’, durante casi 3 años viajé a Sinaloa, recabé muchos testimonios y pues está mal que yo lo diga, pero es un libro que se sigue presentando, porque sigue estando vigente.

El título es un homenaje a Coetzee, de su libro ‘Esperando a los bárbaros’ y que a su vez es un homenaje a Cavafis del poema ‘Esperando a los bárbaros’. Y la pregunta principal de este libro es, ¿cómo te ha afectado la violencia? Por desgracia el libro sigue vigente.

- Hablando de vida cotidiana, veo que te gusta mucho la cultura popular de las ciudades…
- Todo eso me gusta, de alguna manera yo empecé hacer crónica con temas blancos, porque trabajaba para Artes de México que es una revista de otro giro, escribí sobre los ganadores de la lotería, me fui a las calles del centro, encontré ganadores, los que jugaban el mismo número, encontré un viejito que jugaba con el número que soñó su mamá, también la lucha libre, el tianguis del Chopo, con esa crónica, Monsiváis me integró a su antología de crónicas ‘A ustedes les consta,antología de la crónica en México’, que es un libro que siempre recomiendo a mis alumnos porque abarca 150 años de crónica, y como ahora está de moda la crónica sudamericana, nadie le hace caso a la crónica mexicana.

Y ya era practicada por Guillermo Prieto en 1847, él hace una crónica estupenda de la entrada de los norteamericanos, porque la crónica no nació en Sudamérica, nació aquí, con Bernal Díaz del Castillo, con Hernán Cortés.

- ¿Qué te parece la ciudad de Veracruz?
- Estoy feliz en Veracruz, gracias a mi guía, Emilio Cuevas, he conocido a gente muy interesante, he ido a mis dos tours a La Huaca, para conocer el lado malo y el lado bueno, y prometo en un futuro hacer un reportaje sobre este lugar.

Me ha encantado el puerto, el carácter porteño, ayer entrevisté al dueño de una de Las Parroquias y me hablaba de la importancia de este puerto y de la importancia de construir, y me hablaba del carácter mediterráneo de los veracruzanos, de tomar el café al aire libre y hablar en voz alta.

FRASE
La crónica ya era practicada por Guillermo Prieto en 1847, él hace una crónica estupenda de la entrada de los norteamericanos, porque la crónica no nació en Sudamérica, nació aquí, con Bernal Díaz del Castillo, con Hernán Cortés.

IMAGEN DE VERACRUZ

Dirección: Ruiz Cortines #1917 Fracc.Jardines de Virginia, Boca del Río, Ver.

Teléfonos: (229) 923 2550

Todos los Derechos Reservados - Copyright 2014