Galería

Espionaje y sensualidad

Se estrena ‘Atómica’ Charlize Theron y James McAvoy comparten escena.

Google+

Agencias / Veracruz
2017-09-01 11:16:09

Para hablar de ‘Atómica’ no está de más hacerlo primero de ‘John Wick’. Esencialmente un ballet macabro de dos horas de duración, protagonizado por Keanu Reeves en la piel de un matón retirado y por las docenas de esbirros a los que volaba la tapa de los sesos, aquella película surgió de la nada para erigirse en uno de los actioners más eficaces de los últimos años. Sin duda era un mero ejercicio de estilo.
El de que los directores, Chad Stahelski y David Leitch no iban a repetir tándem de cara a la secuela inicialmente se interpretó como señal de una ruptura. En realidad, se trataba más bien de una expansión del negocio: Mientras Stahelski se encargaba de rodar ‘John Wick 2’ Leitch dirigió ‘Atómica’, que no es igual, pero más o menos lo mismo.

Historia

La película se sirve de un escenario más o menos familiar —Berlín en 1989, cuando el Muro está a punto de caer, aunque la batalla entre agencias de espionaje rivales sigue activa— y una trama que esencialmente es un MacGuffin —una lista que detalla las identidades de todos los espías, o algo así, que ha sido robada por la KGB y debe ser recuperada— para confirmar el ascenso de Charlize Theron a la élite de las estrellas de acción de Hollywood.
Como en ‘John Wick’, la columna vertebral del relato es una sucesión de prolongadas secuencias de acción que el héroe afronta con rigurosa cara de palo. Escena tras escena, Theron se enfrenta a incontables bigardos de 100 kilos a razón de tres o cuatro a la vez, en callejones oscuros o clubes nocturnos pintados de neón o cines donde se proyecta ‘Stalker’, a menudo contando con la inestimable ayuda de mangueras de jardín o tapas de retrete o sacacorchos, sartenes y demás utensilios de cocina.

Talento coreográfico

El talento coreográfico de Leitch queda perfectamente ejemplificado en la apabullante secuencia que da a ‘Atómica’ su razón de ser. Durante casi ocho minutos, la heroína va despachando a un grupo de agentes enemigos a lo largo y ancho de las plantas y las escaleras y los comedores y las paredes mismas de un edificio de apartamentos de la Berlín Oriental, antes de emprender una huída automovilística entre la multitud. El director deja clara su habilidad manejando el espacio y poniendo a prueba las leyes de la física y la aparente ausencia de cortes hace que nos resulte más fácil apreciar el brutal crecimiento de la violencia y que, al final, el espectador esté igual de jadeante que los actores.

Erotismo

Si hay algo que diferencia a ‘Atómica’ de otros trabajos de Charlize Theron es su alto contenido en acción, acrobacias, un reparto cargado de estrellas, y sobre todo, muchas escenas de sexo.
Tanto la película como la novela gráfica siguen las aventuras de la agente secreta Lorraine Borughton (Charlize Theron) en el Berlin de 1989, cuando debe llevar a cabo una peligrosa misión con el objetivo de proteger un listado con los nombres de otros agentes. Pero mientras la novela se centraba casi principalmente en Lorraine, la película da más protagonismo a otros personajes, como Delphine Lasalle, a quien da vida Sofia Boutella.
El problema es que en la novela, Delphine es un personaje masculino. Y aunque la tensión entre él y Lorraine es palpable, en ningún momento se muestran escenas de sexo explícito. Algo que el guionista Kurt Johnstad decidió cambiar a raíz de una conversación con Charlize Theron. “En la novela gráfica, el personaje de Lasalle es en verdad un hombre”, reveló a Heat Vision.
El director de la película, David Leith, también ha explicado a este cambio de género del personaje de Lasalle. “La relación dio la vuelta antes de que las actrices se sumasen al proyecto. Y fue una gran idea. Siempre hay que encontrar la forma de atemorizar estas historias, de llegar a un público más grande y ser provocativo en su narración”, dijo el cineasta, orgulloso con el resultado.

Libro

Mientras el comunismo se desploma y el Muro de Berlín cae, un espía del MI6 muere asesinado cuando llevaba información importantísima: una lista con los nombres de todos los espías de Berlín. Sin embargo, cuando dan con el cadáver, resulta que no la lleva.
El MI6 envía a la agente veterana Lorraine Broughton a Berlín para que recupere la lista y, cuando llega, la mujer se encuentra un polvorín de descontento social, contraespionaje, deserciones que han salido mal, asesinatos encubiertos.

1- Larga preparación

Charlize Theron se pasó cinco años de su vida desarrollando este proyecto, con el cual tiene especial ilusión. Llegó a tener 8 entrenadores personales diferentes para conseguir la forma física necesaria para realizar algunas escenas claves de la película. Incluso quedaba con Keanu Reeves para entrar, porque él también se estaba preparando para ‘John Wick: Pacto de sangre’.

2- Un nombre diferente

La película en un principio iba a llamarse ‘The Coldest City’, título que lleva la novela gráfica en la que se basa la película.

3- Fractura real

Antes de comenzar el rodaje de ‘Atomic Blonde’, el actor James McAvoy se rompió la mano en el rodaje de Fragmentado. Tuvo que interpretar todas las escenas de acción de la cinta con la mano medio rota.

4- Un personaje de mucho riesgo

Charlize se rompió dos dientes durante el rodaje de la cinta, pero no solo eso, que le dejaron costillas rotas y hasta un tobillo lastimado.

5- Canción Atomic

A pesar del título y de la configuración de los años 80, la canción “Atomic” de la banda Blondie, no aparece en la banda sonora

Sinopsis

Lorraine Broughton (Charlize Theron) es una espía de alto nivel del MI6 que se traslada a Berlín tras la caída del Muro para acabar con una peligrosa red de espionaje que acaba de asesinar a un agente encubierto que era su compañero y que, ahora, amenaza con revelar las identidades del resto de informadores de las agencias de inteligencia del mundo occidental. Para evitar que esto ocurra, Lorraine deberá formar equipo con el jefe de la sección de la capital alemana, David Percival (James McAvoy). Entre los dos tendrán que desatar todo su arsenal de habilidades para acabar con el inminente peligro que acecha a todos los agentes encubiertos en plena Guerra Fría.

Ampliar Foto  
Veracruz: "ATÓMICA" / Agencias

IMAGEN DE VERACRUZ

Dirección: Ruiz Cortines #1917 Fracc.Jardines de Virginia, Boca del Río, Ver.

Teléfonos: (229) 923 2550

Todos los Derechos Reservados - Copyright 2014