Acción

El Rey ¿ha muerto?

Ante un inminente vuelo, aficionados dan su opinión

Google+

Marco Polo Lascurain / Veracruz
2017-08-16 09:40:41

El pasado viernes 11 de agosto se vivió una noche histórica en el Parque Deportivo Beto Ávila, los Rojos del Águila de Veracruz jugaron su último partido de la Temporada 2017 y probablemente para la siguiente campaña cambien de sede.
Han pasado casi 5 años desde que los Rojos tocaron el cielo, pues fue en el 2012 cuando se coronaron en la Liga Mexicana de Beisbol y los aficionados presumían por las calles su jersey.
Y es que desde aquella vez, varios factores han alejado a los aficionados de la tribunas del Beto Ávila, se han quejado por la falta de continuidad de los proyectos, los malos resultados e incluso la falta de promociones para los partidos como local.
De acuerdo a fuentes extraoficiales, en Nuevo Laredo han coqueteado con la directiva emplumada para llevar al equipo a su ciudad, esta Temporada 2017 ofrecieron 10 millones de pesos, pero en Veracruz no aceptaron.
Es por eso que de aquí a diciembre en Nuevo Laredo tratarán de incrementar la oferta para tener equipo de la LMB, ofrecerán entre 13 y 15 millones de pesos por campaña para que ahora si tengan a la novena porteña.

¿Y la afición?

José Antonio Mansur Galán, propietario del Glorioso, explicó que debido a la poca presencia de los aficionados en la tribuna, la novena tendría que buscar una nueva sede, esto debido a órdenes de la LMB.
“Con todo el dolor me tendría que llevar al equipo, sobre todo porque la liga no autorizaría plazas que tengan poca asistencia, Veracruz es una plaza con todos los requisitos.
“Es el equipo más antiguo de México, buena afición que lamentablemente ahorita no está asistiendo y eso nos tiene preocupados, y es que no contábamos con esta evaluación de la nueva Liga Mexicana”, reveló.
El nuevo protocolo del beisbol mexicano para que una plaza sea avalada, es que las asistencias en sus recintos sean buenas, en caso de no hacerlo, la misma liga pediría el cambio del equipo.
“La nueva Liga Mexicana que tendrá dos torneos, está evaluando todas las plazas, la plaza de Veracruz está bien a nivel de ciudad, a nivel de estadio y de equipo, ahorita la Liga Mexicana está analizando las plazas que tienen problemas de asistencia.
“Por ejemplo, Tabasco, Puebla y Veracruz, entonces si esas plazas no pasan protocolos de la Liga, los directivos estaremos decididos a vender los equipo o cambiarnos de plaza”, aseguró el directivo.
Resaltar que en diciembre del año pasado, Mansur visitó la ciudad y las instalaciones del Estadadio Nuevo Laredo, donde se percató que se encuentra en condiciones de albergar una novena de LMB.

De la gloria al infierno

La Temporada 2012 quedará marcada en la memoria de los aficionados de los Rojos del Águila, pues acabaron un ayuno de varios años sin ser campeón. Fue justamente en esa campaña cuando se rebasó por última vez el promedio de 4 mil aficionados por encuentro.
Justamente fue en las Temporadas 2013 y 2014 cuando empezó la debacle, los fanáticos se empezaron a alejarse de la tribuna y casi perdieron mil aficionados, para tener un promedio aproximado de 3 mil por partido.
A partir del 2015 los números se pusieron color de hormiga, pues ya ni siquiera alcanzaron la misma cantidad que las campañas mencionadas anteriormente. Por increíble que parezca, la Temporada que concluyó en su fase regular tuvo un mejor promedio que la anterior, aunque la diferencia fue de tan solo ¡16 aficionados más!

Hablan voces autorizadas

Manuel Camacho Vergara, mejor conocido como “El Ahora”, es uno de los personajes emblemáticos del Beto Ávila, con su tradicional grito “Arriba El Águila”, es identificado por los asistentes.
Reveló cómo nació su pasión “Eso lo traigo desde que yo era niño, yo viví cerca del parque deportivo viejo cuando yo tenía nueve años y desde ahí ando con El Águila y nunca lo he estado dejando de apoyar”.
Camacho Vergara sabe que aquí los únicos que ganan son los de pantalón largo, por lo que no le extrañaría que si las finanzas no les dan, los Rojos volaran hacia otra sede, y eso le causaría tristeza.
“La verdad aquí los deportes son un negocio, pues los directivos tienen que verlo como negocio, sino les da, que emigren, pero yo no quisiera que se lo llevaran, pero desgraciadamente es negocio y tienen que ver su conveniencia”, acotó.
“El Ahora” encontró otro factor fundamental, “desgraciadamente la gente no respondió, siento que nosotros también tenemos la culpa de esta situación, no respondemos a las expectativas”.

Otra crítica

Por su parte, Ismael Chirino Castillo tiene 50 años apoyando al equipo emplumado, pues ha sido una tradición en su familia, opinó que llevarse al equipo a otra ciudad acabaría con toda una historia.
“Sería toda una tragedia que se lo llevaran, El Águila es todo un símbolo en el beisbol, así como Monterrey y Diablos Rojos del México forman parte de una leyenda. El Águila ha tenido un sinnúmero de estrellas que vale la pena que permanezca aquí”, sentenció.
Chirino Castillo piensa que al equipo le hace falta mayor difusión, así como al deporte, resaltó que en el parque los aficionados pueden ir con toda la tranquilidad sin ser agredidos como en otros casos.
“Falta promocionarlo y hacer notar que el beisbol es familiar, que es algo que se está perdiendo. En el rey de los deportes puede ir uno con toda la tranquilidad, cosa que no se da en el futbol, hay agresiones”, puntualizó.

Tercera opinión

Arturo Carrada, uno de los aficionados de hueso colorado, pues desde los años sesenta no ha faltado al nido desde entonces, aunque encontró cual es la situación por la baja asistencia.
“No es que se alejen, lo que pasa el beisbol, aunado a la economía que existe actualmente, no es lo mismo que ir a un partido que te cobran cien pesos cada quince días a venir a una serie que te cuesta ochenta pesos por día”, aseguró.

Meza

En tanto, Rafael Meza, catedrático de la Universidad Veracruzana, es uno de los aficionados que tiene tiempo apoyando a la novena del Glorioso, “yo empecé a ir al beisbol desde 1955, desde chavos me trajeron mis papás, he visto campeonar varios veces a los Rojos del Águila”.
También encontró el mal del equipo, “los directivos se han dedicado al negocio de comprar jugadores chatarra, aunque en esta Temporada si le pusieron ganas”. Añadió, “los aficionados son villamelones, solo vienen cuando ganan”.

Generan empleos

La salida de los Rojos del Águila acabaría con fuentes de empleos, que van desde los que están en administración como hasta los mismos vendedores, lo que ocasionaría una grave pérdida en su economía.
El Parque Deportivo Beto Ávila, que para los pasados Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014 se le realizó una inversión de 70 millones de pesos, se convertiría en un elefante blanco.
Incluso, la todavía casa de la novena porteña se convertirá en un recinto para espectáculos, la prueba es que para el 21 de octubre del presente año tendrán un evento con Juanes, Morat y Siddhartha.



¿Por qué ya no van al Beto Ávila?

Principales teorías sobre el nulo apoyo de la afición emplumada

Falta de promociones

Los aficionados emplumados coincidieron que le gustaría ver un mayor acercamiento de parte de la directiva con ellos, pues las promociones son fundamentales. También le gustaría tener mayor facilidad para estar al lado de sus ídolos.

Boletos no aptos para la familia

Considerando el salario mínimo de este año, el boleto de Preferente, que es el más barato, equivale a un día de trabajo. Ahora si van en familia de cuatro y considerando los tres juegos de la serie por semana, les resulta inaccesible.

Falta de ídolos

La novena del Glorioso no ha tenido un jugador regular en las últimas campañas, por lo que el aficionado no se logra identificar con una estrella, lo que provoca que no estén al pendiente del equipo.




IMAGEN DE VERACRUZ

Dirección: Ruiz Cortines #1917 Fracc.Jardines de Virginia, Boca del Río, Ver.

Teléfonos: (229) 923 2550

Todos los Derechos Reservados - Copyright 2014