Veracruz

Yaritza, el amor CURA TODO

Asociación otorga más de 500 terapias de rehabilitación al mes

Ampliar Foto  
Veracruz: Yaretzi Itzayana (Yar-Itza), con grandes avances gracias a la equinoterapia. / Wenceslao Fuentes
Google+

Laura Morales / Veracruz
2017-08-12 13:14:24

La agrupación Yaritza Movimientos que Curan A.C otorga más de 500 terapias de rehabilitación multidisciplinaria al mes y a través de la equinoterapia decenas de niños son ejemplo de casos de éxito.

La fundadora es Vianey Morales Apodaca, quien en carne propia tuvo que vivir la falta de atención integral para infantes con discapacidad.

El nombre de la institución es una conjugación de los nombres de su pequeña hija quien desde el nacimiento estuvo en estado vegetativo hasta que la rehabilitación con caballos le permitió hablar, escuchar y recuperar la movilidad del cuerpo.

¿En qué consiste el servicio que brinda la agrupación Yaritza Movimientos que Curan?

-Las terapias que tenemos son de lenguaje, ocupacional, fisioterapia, pedagogía y equinoterapia, que es nuestro fuerte.

El caso más difícil para mi es el espectro autista y la parálisis cerebral. Son dos temas muy fuertes, muy difíciles y muy caros de poder tratar por eso estamos ayudando a la ciudadanía.

¿Son caras las terapias?

-Quienes tienen y donan es bien venido y si no se compensa con otras cosas, por eso estamos invitando a que se sumen al proyecto para que otros niños vayan a las terapias. Son cuotas de recuperación y eso nos distingue de otras agrupaciones civiles que manejan algo similar.

Aquí no hay una tarifa de que me tengas que pagar 500 pesos o 300 pesos, aquí no se maneja eso.

El servicio que dan los profesionales es voluntario y la donación que dan por sus terapias también.

Tienen que dar un donativo pero significativo, hay niños que no pagan nada, niños que pueden pagar 80 pesos, niños que tal vez pagan 150 pesos, varía mucho. Hay gente que dona más aunque son casos excepcionales pero no solo reciben equinoterapia sino terapias multidisciplinarias que necesitan.

¿A cuántos pacientes atienden?

-Estamos atendiendo con terapias multidisciplinarias y la principal es la equinoterapia. Aproximadamente tenemos una atención de 35 niños diarios y a la semana van variando de acuerdo a sus necesidades pero tenemos una buena asistencia al mes de más de 500 terapias.

Atendemos diferentes tipos de rehabilitación como parálisis cerebral, niños down, trastornos de lenguaje, los que son niños con espectro autista y algunos problemas conductuales.

¿En qué rango de edad se encuentra la mayoría de los pacientes?

-Nosotros atendemos desde los 3 meses de nacido y tenemos jóvenes de 31 años.

Tenemos un límite de edad de acuerdo a la posibilidad de cada terapeuta en tamaño por la equinoterapia pero comúnmente no rebasa de 31 años.

Además muchos de los niños que llegan en temprana edad son incorporados a las escuelas y a la actividad social y común de los ciudadanos que no tenemos esta discapacidad.

¿Cómo decidió poner esta agrupación?

-Esta asociación nace porque tengo una niña con parálisis cerebral y nos dimos a la tarea como padres de buscar ayuda. En Veracruz estábamos muy rezagados en estas áreas sobre todo en terapias multidisciplinarias con equinoterapia.

Existe un centro muy bueno, mi hija fue niña Criver (Centro de Rehabilitación Integral de Veracruz) pero hacía falta terapias alternativas y en aquel entonces la equinoterapia era alternativa, hoy ya está fundamentada y sabemos que en Europa es fundamental para los chicos que tengan algún tipo de discapacidad.

Déjame decirte que a partir de que vimos los avances que se fueron dando con nuestra hija fue creciendo la asociación.

Ahorita tenemos atendidos a más de mil 400 chicos con diferentes tipos de discapacidad y en rehabilitación hemos visto bastantes avances.

Los principales es que mi hija después de tener cuatro discapacidades de estar sorda, ciega, muda y con parálisis físico hoy la niña ve, escucha y habla.

Tenemos un gran avance con ella y con otros chicos. Ella va a cumplir 9 años en estos días.

¿Quiénes iniciaron la agrupación y en qué lugar del estado?

-La agrupación sale por tu servidora y un grupo de terapeutas, una de ellas, mi hermana.

Empezamos en Antón Lizardo, luego en Paso del Toro y hoy en día nos encontramos en lo que antes era La Casa de la Tierra, en La Pinera (municipio de Veracruz).

Dejamos abierto el primer Centro de Equinoterapia, donde fuimos los fundadores, rumbo a Antón Lizardo, esa fundación todavía continúa.

Posteriormente nos pasamos a Paso del Toro, nos pidieron el lugar y se quedó abierto otro centro, de otra persona y actualmente somos los únicos en Veracruz que apoya a gente con discapacidad.

¿Con cuántos caballos empezaron y cuantos tienen actualmente?

-Teníamos cuatro caballos aquí en Veracruz, llegamos a tener en total 8 caballos pero tuvimos muchas bajas porque nos robaron todos.

Actualmente estamos otra vez levantándonos, Yaritza no se ha cerrado, seguimos igual.

Ahorita tenemos dos caballos y llega uno más porque estamos en la lucha fuerte de poder dar a los niños esa rehabilitación.

No se cierra Yaritza, al contrario sigue fuertemente trabajando.

¿En Veracruz persiste la discriminación?, ¿La sociedad está preparada para respetar y permitir la inclusión de personas con discapacidad?

-En Veracruz hace falta mucho por hacer, tan solo con los perros guías aquí no estamos acostumbrados a que ingrese a algún local o centro comercial.

O muchas veces la gente va y los agarra, cuando eso no debe hacerse por nada ya que se distrae de su labor.

Se deben romper paradigmas incluso tuvimos un evento de modas para demostrar que este tipo de actividades también es para estos chicos.

Hay que hacer un cambio de cultura y romper paradigmas de que los chicos también visten, calzan y se maquillan.

Los empresarios, las instituciones de gobierno y la sociedad deben abrirles espacios. Estos chicos pueden hacer lo mismo que cualquier otra persona, solamente necesitan el impulso, ayuda y capacitación para lograr sus metas.

¿Su hija cuanto tiempo estuvo en el Criver?

-Yaritza son los dos nombres de mi hija Yaretzi Itzayana, se conjugó y formó Yaritza.

Ella estuvo en el Criver como un año, nada más.

Ella aprendió a hablar en el cabello, por eso es que amo tanto a los caballos y a la asociación.

Lo fundamental fue en los caballos y a través de las terapias que se le dieron como fisioterapia y lo que es terapia del lenguaje.

Iniciamos en el Criver por unos meses, después nos fuimos fuera de aquí donde estuvimos en rehabilitación casi un año.

Posteriormente escuché de la terapia, llegué aquí y no lo había como tal, solo indicios de que alguien subía a un niño a darle vueltas en el caballo y ya, no como terapia.

Me di a la tarea de empezar a reclutar niños, porque me prestaron un caballo, así iniciamos.
Posteriormente se hizo la fundación y después salí de ahí y formé mi propia asociación civil para gente de escasos recursos.

¿Cuánto tiempo tardó ella en tener esta recuperación?

-Con mi hija fue muy rápido afortunadamente, prácticamente todo el día la tenía en estimulación.
Me dediqué al cien por ciento con ella y a los tres meses dio su primera palabra y fue Oso, así como se llamaba su caballo.

Ella tenía un año 8 meses cuando empezó a recibir clases y estar con otro tipo de estimulación, así habló la pequeña.

El avance es significativo porque si bien es cierto que no camina porque su daño motor es muy profundo para los que pensaban que no iba a hacer nada, que era un vegetal pues hoy en día la niña escucha muy bien porque tenía sordera profunda.

Tengo todos los estudios para testificar que era cierto. Está hablando, no tiene un lenguaje fluido pero se da a entender perfectamente.

Su lado cognitivo está al cien por ciento, está aprendiendo a leer y los avances han sido geniales.

Tenemos muchos niños que fueron integrados a los kinders, la primaria, que se recuperaron como mi hija.

Es hermoso ver que salen de la mano de su mamá caminando y hablando.

IMAGEN DE VERACRUZ

Dirección: Ruiz Cortines #1917 Fracc.Jardines de Virginia, Boca del Río, Ver.

Teléfonos: (229) 923 2550

Todos los Derechos Reservados - Copyright 2014