Imagen Escolar

¿Por qué mi hijo no aprende?

Alteraciones motoras o de lenguaje revelan un retraso en el desarrollo neurológico

Ampliar Foto  
Veracruz: Cuando un niño presenta dificultades en la adquisición de la lectura, muy frecuentemente se habla de dislexia o de problemas de atención. / Internet
Google+

Adriana Castillo Sánchez Lara / Veracruz
2017-08-11 15:11:34

El cerebro, nuestro cerebro, es el que nos permite ser lo que nosotros somos. En él se llevan a cabo actividades como escribir, leer y hablar.

El cerebro controla el movimiento activando los músculos que se necesitan para comer, vestirse y caminar; también, procesa la información sensorial, controla y coordina el movimiento, el comportamiento y los sentimientos.

Cuando se realiza una función, el cerebro actúa de manera semejante a una orquesta sinfónica interactuando varias áreas entre sí.

El cerebro controla al cuerpo
El cerebro podría definirse como el encargado de controlar y regular la mayoría de funciones del cuerpo y de la mente.

Desde funciones vitales como respirar o los latidos cardíacos, pasando por el sueño, el hambre o la sed hasta funciones superiores como aprendizaje, el razonamiento, la memoria, la atención, el control de las emociones y la conducta.

El cerebro trabaja a través de sistemas que se llevan a cabo con la participación de diferentes áreas del cerebro que trabajan como eslabones que se unen para realizar una actividad; por ejemplo, atrapar una pelota o escribir una oración.

Al presentarse un retraso en el desarrollo neurológico, es posible que algún eslabón de esa cadena se encuentre funcionalmente débil, lo que se expresará en alteraciones en el aprendizaje, en el desarrollo motor o del lenguaje, o en la adquisición de la lecto-escritura o las matemáticas.

Neuropsicología
La neuropsicología es la disciplina que se encarga de investigar cuál es la razón de que las funciones cognitivas no se realicen de manera adecuada, como en una guía de luces de navidad que no prende en la cual debe revisarse cada uno de los foquitos hasta encontrar el que no está trabajando bien.

Entonces, un neuropsicólogo se ocupa del diagnóstico y el tratamiento de aquellos problemas cognitivos, conductuales y emocionales que afectan el normal funcionamiento cerebral.

El diagnóstico neuropsicológico se lleva a cabo a través del uso de tests y baterías neuropsicológicas que exploran con profundidad las diversas funciones cognitivas como atención, memoria lenguaje, coordinación y razonamiento, y rinde un informe del estado en que se encuentran.

En la clínica, cuando el paciente muestra un rendimiento cognitivo significativamente inferior al que habitualmente manifestaba, o sus quejas o las de sus familiares apuntan en este sentido, es necesario realizar un estudio cognitivo para determinar la existencia o no de deterioro cognitivo adquirido.

Detección temprana
En los niños es importante detectar de forma precoz las alteraciones que puedan surgir a lo largo del desarrollo mediante la administración de las pruebas pertinentes para determinar su grado de desarrollo y detectar de forma más exhaustiva las áreas de dificultad.

Cuando un niño presenta dificultades en la adquisición de la lectura, muy frecuentemente se habla de dislexia o de problemas de atención, pero es importante que en estos casos el niño sea evaluado por un neuropsicólogo para que el problema, si fuera necesario tuviera su tratamiento o rehabilitación neuropsicológica.

La intervención neuropsicológica se realiza a través de terapia y ejercicios que buscan organizar el funcionamiento de todo el SNC para que trabaje de manera armónica.

Partiendo de la evaluación de los puntos fuertes y de los déficits encontrados, se diseña un plan de rehabilitación individual acorde con las necesidades del niño.

Según la etapa de adquisición, se estimulan o se entrenan las capacidades que sirven al niño para adaptarse y desenvolverse en su medio.

Además, se busca valorar cómo pueden influir las dificultades encontradas en el ámbito escolar y en la vida del niño. Las sesiones incluyen actividades variadas como juegos, cuentos y ejercicios estructurados.

Cuanto menor sea la edad del niño, mayores serán las posibilidades de recuperar una función afectada como consecuencia del daño cerebral o inmadurez en el desarrollo.

NeuroPsic. Adriana Castillo Sánchez Lara, Ph.D.

IMAGEN DE VERACRUZ

Dirección: Ruiz Cortines #1917 Fracc.Jardines de Virginia, Boca del Río, Ver.

Teléfonos: (229) 923 2550

Todos los Derechos Reservados - Copyright 2014