Imagen Escolar

La SEP y los Libros de Texto Gratuito, su historia en la educación de México

Un 25 de julio de 1921 se emitió el decreto de creación de la SEP que años después realizaría la creación y entrega de libros para los estudiantes de primaria

Ampliar Foto  
Ciudad de México: Fue durante el sexenio de Adolfo López Mateos que se impulsó la realización y entrega de los Libros de Texto Gratuitos. / Internet
Google+

Agencias / Ciudad de México
2017-07-25 19:02:08

Un 25 de julio, pero de 1921, el presidente Álvaro Obregón emite el decreto de creación de la Secretaría de Educación Pública, el cual aparece publicado en el Diario Oficial el 3 de octubre del mismo año. Nombra al Lic. José Vasconcelos secretario del despacho. El 12 de octubre del mismo año, el Lic. José Vasconcelos Calderón asume la titularidad de la naciente Secretaría. Una nota de prensa de la época lo refiere de esta manera:

En sus inicios la actividad de la Secretaría de Educación Pública se caracterizó por su amplitud e intensidad: organización de cursos, apertura de escuelas, edición de libros y fundación de bibliotecas; medidas éstas que, en su conjunto, fortalecieron un proyecto educativo nacionalista que recuperaba también las mejores tradiciones de la cultura universal.

En 1921 el número de maestros de educación primaria aumentó de 9,560, en 1919, a 25,312; es decir, se registró un aumento del 164.7 por ciento; existían 35 escuelas preparatorias, 12 de abogados, siete de médicos alópatas, una de médicos homeópatas, cuatro de profesores de obstetricia, una de dentistas, seis de ingenieros, cinco de farmacéuticos, 36 de profesores normalistas, tres de enfermeras, dos de notarios, diez de bellas artes y siete de clérigos.

El Lic. Vasconcelos, todavía como titular del Departamento Universitario, creó el primero de marzo de 1921 la Dirección General de Educación Técnica.

Desde esta Dirección General se crearon las siguientes instituciones: la Escuela de Ferrocarriles, Escuela de Industrias Textiles, Escuela Nacional de Maestros Constructores, Escuela Tecnológica para Maestros, Escuela Técnica de Artes y Oficios, Escuela Nacional de Artes Gráficas, Escuela Técnica de Taquimecanógrafos, Escuela Hogar para Señoritas “Gabriela Mistral”.

Además de estas escuelas, existían otras 88 de tipo técnico: mineras, industriales, comerciales y de artes y oficios, 71 de carácter oficial y 17 particulares.

En la política educativa oficial se propuso la ampliación de la infraestructura y extensión de la educación, así como la elevación no sólo de la calidad, sino de la especialización.

La historia de los libros de Texto Gratuito

Durante el sexenio de Adolfo López Mateos como parte de las acciones del Plan de Once Años se trató de dar cumplimiento de ambiciones de la Revolución en materia educativa: asegurar a todos los niños el derecho a la educación, plasmado en la Constitución de 1917. Entre las acciones destacables de dicho plan se encuentran la construcción de escuelas, la ampliación del programa de desayunos escolares y la creación de la Comisión Nacional de los Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg), en 1959.

Jaime Torres Bodet, en su segundo periodo al frente de la Secretaría de Educación Pública, se encontró con un panorama de grandes desigualdades en el sistema educativo, con grandes retos por afrontar: la necesidad de institucionalizar la escolarización bajo el principio de un Estado educador; la desarticulación entre los contenidos y métodos de enseñanza; los problemas de cobertura de la demanda; la inequidad de quienes accedían a la educación básica y la falta de materiales que permitieran proporcionar servicios educativos de calidad.

Por estas y otras razones, editar los libros de texto, era una decisión que permitía resolver o aminorar algunos de esos problemas, pues se presentaban como una oportunidad de homogenizar los contenidos, orientar la didáctica y disminuir los costos indirectos de la educación de las familias, lo cual mejoraba las condiciones para integrar a más estudiantes a las aulas.

Es así como el 21 de mayo de 1959 se lanzó la convocatoria a los escritores y pedagogos mexicanos para participar en la redacción de los textos para los libros y cuadernos de trabajo e instructivos para el maestro para los seis grados de primaria. Una vez obtenido el padrón de alumnos y maestros, mismo que se logró con la colaboración de las autoridades educativas de los estados, el 11 de julio de 1959 se publicó la convocatoria a los impresores y encuadernadores del país para participar en la edición de los más de 17 millones de libros y materiales educativos, que fueron enviados a todas las oficinas de correos de los estados y territorios de la República a través de la Dirección General de Correos.

Y finalmente, el 16 de enero de 1960, once meses después de fundada la Conaliteg, el secretario de Educación Pública, Jaime Torres Bodet entregó en la localidad de El Saucillo, San Luis Potosí, los primeros libros de texto gratuitos: Mi libro y Mi cuaderno de trabajo de primer año, los que fueron distribuidos en las más de 33 mil primarias en todo el país, para los dos millones 11 mil alumnos inscritos en primer grado para el periodo lectivo 1960.

Este acto simbólico es el preludio del obsequio de libros que por primera vez en la historia de la educación en México hace el Gobierno a la niñez mexicana.

En ese año se produjeron 19 títulos para los alumnos de primaria y dos para el maestro, cuyas portadas –autoría de los artistas David Alfaro Siqueiros, Roberto Montenegro, Alfredo Zalce, Fernando Leal y Raúl Anguiano- retrataban héroes de la patria que además de conmemorar 150 años de la Independencia, y 50 de la Revolución mexicana, buscaban infundir patriotismo en la niñez mexicana.

IMAGEN DE VERACRUZ

Dirección: Ruiz Cortines #1917 Fracc.Jardines de Virginia, Boca del Río, Ver.

Teléfonos: (229) 923 2550

Todos los Derechos Reservados - Copyright 2014