Salud

El uso adictivo del celular puede afectar tu vida

Alejamiento familiar, aislamiento, afectaciones en el sueño y comportamiento, algunas de las consecuencias

Ampliar Foto  
Veracruz: Una de las nuevas adicciones del siglo XXI. / Imagen de Veracruz
Google+

Agencias / Veracruz
2017-07-23 18:43:51

A la acción de dejar de prestar atención a sus familiares o amigos por estar pendiente del celular se le conoce como “Phubbing”, y podría crear un conflicto con sus seres queridos e incluso convertirse en una adicción.

El uso del teléfono móvil puede ser una adicción, porque comparte las características de otras como el alcohol, drogas o juegos de azar. Estar conectados constantemente a redes sociales usando el celular crea una desconexión del lugar real y físico donde nos encontramos. Lo que puede generar problemas en el ámbito profesional, académico, amical o familiar.

La palabra “phubbing” es una combinación de las palabras en inglés phone (teléfono) y snubbing (despreciar), y se refiere a la acción de ignorar a alguien por prestar atención al celular. El “phubbing” crea una barrera para la comunicación y puede transformarse en una adicción cuando la dependencia al dispositivo móvil hace que la persona se olvide de otras actividades cotidianas.

cuando el uso del celular afecta el cumplimiento de deberes y actividades de una persona entonces puede tratarse de una adicción. Los síntomas asociados son la necesidad de tener un equipo móvil, la ansiedad por conectarse a internet y la falta de manejo de la situación.

Otras afectaciones

El uso constante del celular es un hábito que ocasiona diversas alteraciones en las conductas y salud de los menores, adolescentes y jóvenes por la exposición prolongada a los contenidos de redes sociales.

Se trata de un hábito perjudicial, así como existen otros como el consumo excesivo de determinados alimentos estimulantes entre los que se encuentran las bebidas azucaradas o la comida chatarra.

Una persona habituada al estímulo excesivo, como ocurre con las drogas, atraviesa por lo que se conoce como el síndrome de supresión aguda, que es la exposición de la actividad placentera, en este caso es debido al celular.

Estudios e investigaciones señalan que la exposición prolongada a los contenidos de las redes sociales y el estímulo luminoso, visual o auditivo, alteran la corteza cerebral, tornando en una persona más irritable, con cambios bruscos en el estado de ánimo.

Específicamente en las personas que son propensas a la depresión y tendrán sus altibajos, pues se sentirán bien cuando están en el uso del dispositivo y se pueden comunicar, mientras que si no lo tienen al alcance estarán en situación complicada.

Las consecuencias, son alteraciones en los hábitos alimentarios, en el sueño con fragmentación del mismo, insomnios iniciales, despertares a la media noche para conectarse de nuevo a las redes sociales.

Comentó que el retardo en el inicio del sueño es lo más común por el uso del teléfono celular antes de dormir, puesto que no se puede despegar del estímulo o de la red social porque aparentemente le hace sentirse a gusto.

Las horas claves para dormir son las primeras seis horas después de quedarse dormido y se presentan problemas de insomnio por este tipo de estímulos y eso repercute en el desempeño al siguiente día.

La persona estará distraída, dormitando, de mal comer o comiendo en exceso, habrá vulnerabilidad emocional, hay cambios en el humor, dificultades para tolerar a los demás, para involucrarse y estar en la vida de relación con sus iguales.

En el entorno familiar, las crisis disciplinarias y emocionales están a la orden del día por este fenómeno del uso perjudicial del celular.

Es importante saber que las tecnologías han llegado para quedarse y van a seguir evolucionando y los adultos deben ayudar a sus hijos a hacer un uso responsable de las mismas, en las horas que se pueden establecer lazos y compartir información.

Esto debe ser en un tiempo determinado después de que los adolescentes y jóvenes ya cumplieron con sus compromisos indispensables como son tareas escolares, deberes en casa y la actividad deportiva.

Si no están bajo el control de los padres, las y los jóvenes dispondrán cualquier espacio libre para abrir su teléfono en todo momento, como es la hora de la comida, una oportunidad para fortalecer los lazos de afecto familiar.

Con información de:
http://tvnortecajamarca.tv/actualidad/el-phubbing-eres-adicto-al-celular/
http://www.radioformula.com.mx/notas.asp?Idn=544448&idFC=2015

IMAGEN DE VERACRUZ

Dirección: Ruiz Cortines #1917 Fracc.Jardines de Virginia, Boca del Río, Ver.

Teléfonos: (229) 923 2550

Todos los Derechos Reservados - Copyright 2014