El Monitor

Conoce a Hedy Lamarr, actriz y coinventora del WiFi

Desde pequeña Hedy destacó por su inteligencia siendo considerada por sus profesores como superdotada, comenzó estudios de ingeniería pero era apasionada por la actuación

Ampliar Foto  
España: "Soy mujer por encima de cualquier otra cosa", decía Hedy Lamarr. / Agencias
Google+

Agencias / España
2017-05-30 15:12:11

Hedy Lamarr fue una famosa actriz e inventora austríaca de los años 50 nacida en Viena el 9 de noviembre de 1914. Se considera que fue coinventora de la primera versión del espectro ensanchado que permitiría las comunicaciones inalámbricas de larga distancia, es decir, lo que se conoce actualmente como Wifi.

Desde pequeña Hedy destacó por su inteligencia y fue considerada por sus profesores como superdotada. Comenzó estudios de ingeniería pero era apasionada por la actuación. Protagonizó múltiples películas y en 1932 viajó a Praga para protagonizar Éxtasis, un film dirigido por Gustav Machaty en el que Hedy Lamarr apareció completamente desnuda, causando un gran escándalo que le abriría las puertas de Hollywood.

Estuvo casada con un poderoso empresario armamentístico austríaco, Friedrich Mandl, este tenía relación con los nazis. Ella catalogó la relación como esclavizante y una vez que se divorció se declaró enemiga de los nazis.

El presidente de Metro Goldwyn-Mayer, Louis B. Mayer, le ofreció un contrato de siete años en Hollywood. Una vez allí comenzó a protagonizar un gran número de películas y forjó su carrera artística. Sin embargo en pleno apogeo de la Segunda Guerra Mundial la actuación de Hedy se vino abajo.

Por esto, decidió desarrollar su interés por las ciencias aplicadas, lo que, combinado con su repudio por el régimen nazi, produjo su mayor provecho.

En 1942 inscribió la patente de un método de comunicación secreto que buscaba evitar la detección de torpedos enviados por las tropas aliadas. La idea de Hedy era que, si podías hacer que tanto el transmisor como el receptor saltaran simultáneamente de frecuencia a frecuencia, entonces cualquiera que intentara interrumpir la señal no sabría dónde estaba.

Finalmente no se usó a lo largo de la II Guerra Mundial, pero sí lo aplicó el ejército de EE UU en 1962, durante la crisis de los misiles en Cuba y finalmente si dio uso del invento en el campo civil de las telecomunicaciones.

Tuvo una vida escandalosa y llena de altas y bajas, a pesar de esto hizo una gran contribución a la ciencia que quedará para la historia.

Vida personal

"Soy mujer por encima de cualquier otra cosa", decía Hedy Lamarr, quien aparte de inventora también se le considera como una femme fatale, cleptómana, políglota, posiblemente espía, experta en arte y, con permiso de Gene Tierney, la actriz más bella de la Historia del Cine.

Llamó la atención por sus aventuras sexuales y sus seis matrimonios con sus seis divorcios, señala en su autobiografía Éxtasis y yo, publicada en España por primera vez de la mano de Notorius Ediciones.En 1965, a sus 51 años y navegando viento en popa a toda ruina, Lamarr firmó un contrato de 200 mil dólares por publicar sus memorias, un proyecto editorial patrocinado por la Metro Goldwyn Mayer para relanzar su carrera.

Para ello recurrieron a los habituales negros literarios, en este caso Leo Guild y Cy Rice, que grabaron 50 horas de entrevistas con la actriz. La diosa de mármol que fuera Dalila en la gran pantalla estaba más delgada que nunca, perdida entre su adicción a las pastillas, sus visitas al psiquiatra y el peso de las deudas.

El resultado fue calificado por ella misma como "ficticio, falso, vulgar, escandaloso y obsceno". No tardó en denunciar a la editorial para intentar parar la publicación, pidiendo 10 millones de dólares por daños y perjuicios.

Perdió el litigio (firmó el contrato antes de leer el libro), y esa ficción, la de la actriz superficial y sexualmente insaciable tanto con hombres como con mujeres, se convirtió en la única verdad posible sobre su atribulada existencia.

La actriz fue mucho más que una estrella de Hollywood. Como ella misma explica, "cualquier chica puede ser glamourosa. Lo único que tienes que hacer es quedarte quieta y parecer estúpida". Hedy Lamarr era, precisamente, todo lo contrario. (Con información de culturizando.com y El Mundo)

IMAGEN DE VERACRUZ

Dirección: Ruiz Cortines #1917 Fracc.Jardines de Virginia, Boca del Río, Ver.

Teléfonos: (229) 923 2550

Todos los Derechos Reservados - Copyright 2014