Mascotas Felices

¿Cómo cepillarle los dientes a tu perro?

Puedes elegir de una gran variedad de cepillos de dientes diseñados para perros, los que están disponibles en cualquier tienda de mascotas.

Ampliar Foto  
Veracruz: Al cepillarle los dientes de modo regular a tu perro, ayudas a mejorar su calidad de vida y la tuya. / Imagen de Veracruz
Google+

Agencias / Veracruz
2017-05-24 12:12:26

Prepararte para cepillarle los dientes

1.-Consigue un cepillo de dientes para perro. Puedes elegir de una gran variedad de cepillos de dientes diseñados para perros, los que están disponibles en cualquier tienda de mascotas.

Los cepillos para perros tienen cerdas más suaves y están diseñados para brindarte un acceso más fácil a las áreas más difíciles de alcanzar.

Escoge un cepillo según el tamaño de tu perro. Puedes utilizar un cepillo de dientes más grande para los perros más grandes, pero los más pequeños necesitarán un cepillo que les quepa fácilmente en la boca.

Asimismo, hay cepillos de dientes de dedo que caben en la punta de tu dedo y que pueden brindar una mejor precisión. Sin embargo, también incrementan la probabilidad de que tu perro te muerda el dedo por casualidad.

No utilices un cepillo de dientes para un adulto para cepillarle los dientes a tu perro. Puedes utilizar un cepillo de dientes suave para niños si es necesario.

Otras opciones que puedes probar si tu perro se resiste al cepillo de dientes son las almohadillas y las esponjas especialmente diseñadas para cepillarle los dientes.


2.-Escoge una pasta de dientes para perros. Al igual que los cepillos, hay muchas pastas de dientes para perros. Nunca utilices pasta de dientes de humanos para cepillarle los dientes a tu mascota.

La pasta de dientes para humanos contiene fluoruro y a veces otros ingredientes que pueden ser tóxicos. No engullimos la pasta de dientes cuando nos cepillamos los dientes, pero muchos perros sí lo hacen. Comer pasta de dientes para humanos puede ocasionar vómitos y quizás un daño al riñón.

La pasta de dientes para perros se encuentra disponible en varios sabores para hacer que el cepillado de dientes sea más fácil y más placentero para tu perro.
Quizás tengas que probar con varios sabores para encontrar el mejor para ti y tu perro.

3.Comienza cuando tu perro sea joven. El momento ideal para comenzar a cepillarle los dientes es cuando es un cachorro.Puedes comenzar tan pronto como tenga ocho semanas de edad.

Comenzar temprano puede ayudarle a acostumbrarse a la sensación del cepillo y al acto del cepillado de dientes.

Sin embargo, no hará mucha diferencia en la limpieza general de sus dientes. Esto se debe a que no tendrá todos sus dientes permanentes hasta que tenga seis o siete meses de edad.

4.Escoge un momento oportuno para cepillarle los dientes. El momento en el que se los cepillas puede tener un gran impacto en cuán exitoso seas. Por ello, trata de hacerlo cuando esté calmado y relajado.

Un momento oportuno para tratar de hacerlo es después de que se ejercite o juegue. Con suerte, estará cansado y será menos probable que forcejee contigo.

5.Haz que se acostumbre a tu mano en su boca. Cuando recién comiences a cepillarle los dientes, ve lento para acostumbrarlo gradualmente a tus manos dentro y alrededor de su boca. Tócalo frecuentemente alrededor de la boca y forma un bozal con los dedos.

Quizás requiera de tiempo para acostumbrarse a que le toques en esta área.

6.Muéstrale el cepillo de dientes. Muéstraselo y deja que lo inspeccione antes de ponérselo en la boca.

También puede dejar que lama algo de pasta de dientes del cepillo de dientes. Elógialo por este comportamiento. Esto ayudará a que el perro se acostumbre a que el cepillo esté cerca de su boca.

7.-Cepíllale algunos dientes. Cepíllale suavemente uno o algunos dientes de acceso más fácil, ya sea con o sin pasta de dientes. Los dientes de los canes son los más largos y suelen ser los más fáciles de acceder.

Levanta suavemente el labio superior y colócale el cepillo en los dientes. Luego, cepíllale los dientes lentamente de un lado al otro.

Esto le ayudará a acostumbrase a la nueva sensación del cepillo en sus dientes y encías, además de que te permite ver cómo responde.

Algunos perros accederán a que se les cepille los dientes, pero si el tuyo se muestra renuente o actúa violento, procede cautelosamente. Lo ideal es que lo intentes mientras un amigo o un familiar lo acaricia y ayuda a calmarse.

Utilizar una voz calmada y tranquilizante también puede ayudar a mantenerlo calmado. Si tu mascota sigue resistiéndose o actuando violento, trata de darle un descanso y vuelve a intentarlo luego u otro día. Si este comportamiento continúa, consulta con el veterinario o el entrenador de perros para saber qué hacer.

Después de cepillarle algunos dientes, prémialo con un bocadillo y termina la sesión.

8.-Cepíllale la parte exterior de los dientes. Cuando se acostumbre al sabor de la pasta de dientes y la sensación del cepillo de dientes, será hora de combinarlos. Coloca una pequeña cantidad de pasta de dientes en el cepillo de dientes y comienza a cepillarle los dientes lenta y suavemente en la misma área que antes. Luego, pasa gradualmente a toda la superficie exterior de los dientes superiores e inferiores.

Incrementa la cantidad de dientes que cepilles cada vez hasta que se acostumbre a que le cepilles todos.

Trata de cepillarle toda la fila de encías. Esto te permite acostumbrarlo al acto de cepillarle los dientes sin tener que tratar de abrirle la boca.

Limita las sesiones de cepillado a solo algunos minutos. Quizás se requiera de algunas sesiones para acostumbrarlo al proceso.

Durante este proceso, elógialo con una voz calmada mientras le cepillas los dientes.

9.-Cepíllale las superficies interiores. Cuando logres cepillarle la parte exterior de los dientes en una sesión, estarás listo para tratar de cepillarle las superficies interiores.

Pon una mano sobre la parte superior del hocico, levantando los labios superiores, y ábrele la boca. Si se rehúsa a abrirla, aplicarle una presión suave hacia dentro puede ayudar a que la abra.

Cuando esté abierta, cepíllale un área pequeña de las superficies de los dientes interiores. Como siempre, ve lentamente al cepillarle las áreas pequeñas para comenzar. Pasa a las áreas más grandes a medida que el perro se acostumbra más a que le cepilles los dientes.

Su lengua ayuda naturalmente a controlar la acumulación de sarro en las superficies interiores. Sin embargo, cepillarle allí causará una gran diferencia.


10.-Haz que sea una rutina. Cuanta mayor sea la frecuencia con la que le cepilles los dientes, más se acostumbrará a que tus manos estén dentro y alrededor de su boca. Esto hará que el cepillarle los dientes sea más fácil con el tiempo.

Lo ideal es cepillarle los dientes diariamente, lo que ayudará a prevenir la enfermedad periodontal que puede conducir a dolor e infecciones peligrosas.

Si tu perro ha perdido dientes, luce sensible alrededor de la boca o sangra por la boca, consulta con un veterinario antes de seguir cepillándole los dientes.

Comienza lentamente y trata de progresar hasta cepillarle los dientes todos los días. Si no puedes hacerlo diariamente, trata de hacerlo con tanta frecuencia como sea posible.

IMAGEN DE VERACRUZ

Dirección: Ruiz Cortines #1917 Fracc.Jardines de Virginia, Boca del Río, Ver.

Teléfonos: (229) 923 2550

Todos los Derechos Reservados - Copyright 2014