Galería

Apertura Everardo González el festival Ambulante en Xalapa

El cineasta visualiza el horror convertido en cifras con su documental La Libertad del Diablo

Google+

Laura Haddad / Xalapa
2017-05-19 19:05:55

Como un “corte de caja” y ensayo sobre la violencia que en México ha ocurrido durante los últimos años, desde que Felipe Calderón declaró la guerra al narcotráfico, Everardo González describe su documental La Libertad del Diablo.

El citado documental fue la proyección inaugural de la Gira de Documentales, Ambulante que inició en Xalapa y que cuando se presentó en el 67 del Festival Internacional de Cine de Berlín dentro de la sección Berlinale especial.

La Libertad del Diablo ganó también el premio Amnistía Internacional que se otorga en el marco de ese mismo festival. Previo a su presentación en Xalapa y a la visita de este realizador a la ciudad, Everardo habló en entrevista exclusiva para IMAGEN de Veracruz.

- ¿Cómo surge tu interés por abordar el tema?
- Mi trabajo de alguna manera siempre ha estado vinculado a contar historias donde se vincula la corrupción con los Estados; trabajando temas de crimen organizado desde una película que hice, Los ladrones viejos, que habla sobre la corrupción de los servicios secretos y los delincuentes en los años setentas; pasando en cómo operaba el ejército centroamericano en El Salvador en contra las guerrillas.
El paso de la película que hice sobre Ricardo Chávez Aldama y Alejandro Hernández Pacheco amenazados de muerte y exiliados en Estados Unidos buscando asilo político y bueno, finalmente, pues eso fue llevando a esta película, un poco haciendo una especie de “corte de caja” que no sucede en los 10 años de guerra contra el narcotráfico calderonista… No se cortó ninguna caja y pensé que era un buen momento para reflexionar a partir de la psique de quienes habían estado viviéndolo día a día.
Y cuando los medios empezaron con sus ejecutómetros, cuando se empezó a hablar de las víctimas colaterales, cuando el horror solamente se empezó a convertir en cifras, ahí empecé a trabajar este proyecto.

- Quisiera que me comentaras el momento en que te dijiste “esto tiene que ir más allá de las cifras o los ejecutometómetros”
- Generalmente he tenido contacto con las víctimas por otros trabajos o proyectos personales, o me he acercado a lo que tus colegas han escrito en crónica, pues mi trabajo más allá del que está plasmado en las pantallas, pues es también un trabajo de crónica.
Creo que no necesariamente es un evento porque ¡ha habido tantos eventos que sería muy difícil determinar cuál!, lo que sí sé, es que en todo este tiempo yo sí me quería acercar el tema, pero sentía que estaba muy revuelto todo y que yo tenía poca capacidad de reflexión y esperé hasta que hubiese un buen momento.
Quizá un momento que sí me detonó mucho fue trabajando con una organización que se llama Causa ciudadano que coordina Carlos Cruz en el Penal de Chiconautla, en una mecánica que hicieron con un grupo de internos había un capitán Z que sí me dijo algo que a mí me cimbró, porque él tenía una condena como de setenta y siete años.
Me dijo que él era una de esas personas que había nacido en un mundo desigual del lado equivocado. Y esa idea de la desigualdad en México, esa idea de la persecución por el poder, de que como sociedad ya tenemos por el consumo voraz hace que pareciera que algunos nacen del lado equivocado donde el terreno es más fértil, quizá eso me detonó a entrar más de lleno a esta película.

El primer espectador
- ¿Cómo te preparaste emocionalmente para enfrentar las entrevistas de este documental?
- Me preparo a partir de temas o conceptos muy abstractos como el miedo, la tortura, la obediencia… pero el primer impacto es básicamente sin filtro.
Hay proceso complejo que sucede una vez que llevas los testimonios en donde lo relevante es hacer una película o una novela, o un reportaje, entonces los hechos que están narrados comienzan a convertirse en material narrativo y los seres humanos en posibles personajes de una historia y ahí viene un poco desapego con la realidad, porque de otra manera sería muy complicado construir, pero el primer impacto como el último, pues finalmente soy yo quizá el primer espectador de la película, que siempre sale uno raspado.
Yo creo que solo los terapeutas están preparados para recibirlo. Pero el valor que tienen las personas que brindan testimonio, rebasa cualquier vulnerabilidad que uno tenga y eso hace que valga la pena hacer la película o lo que se haga.

- Como persona, más como realizador, ¿por qué crees que están pasando estas cosas y hacía dónde van?
- Creo que vivimos un sistema económico despiadado, un Estado diluido donde nos cuestionamos quién manda realmente, quién gobierna realmente el país… Y en este sistema económico despiadado, todo mundo lo que quiere es tener, como dice el muchacho que lo que recibió fue un Audi, esa imagen del Audi es lo que pasa en México.
El hecho de que todo tenga un valor monetario es lo que hace que la vida misma lo tenga y a veces es tan despreciada como la moneda, y un país tan impune con un Estado tan vinculado con el crimen, pues hace que la maldad opere con absoluta libertad. Esta persecución de poder para ser impune es lo que prácticamente es lo que un gran porcentaje de la sociedad está persiguiendo.

Una sociedad aterrada

- Imagino que de esto último que mencionas es el título del documental…
Exactamente es esa la razón: La libertad de ejercer la maldad en una sociedad donde no pasa nada, aunque caigan 10, 15 ó 20 comunicadores, no va a pasar nada aunque las cifras nos dicen que más del cincuenta por ciento de los ataques son de miembros del Estado no necesariamente del narcotráfico.
Esta frontera que hay del crimen organizado y el poder político, este escenario de economía deshumanizada, esta sociedad desigual que pone el rencor como muy a la mano, es lo que nos tiene…

-¿En todo este contexto detendrías tu miedo?
- El que tiene cualquiera, el que tu familia sea violentada, el miedo a ser violentado… El miedo a no poder ofrecerle a tu familia un futuro al vivir en un Estado fallido, en una sociedad así, pero creo que el mayor miedo que tenemos todos es a que nuestras familias sean lastimadas.

Filmografía
La libertad del diablo (2017)
El paso (2015)
Cuates de Australia (2011)
El cielo abierto (2011)
Los ladrones viejos (2007)
La canción del pulque (2003)

Ampliar Foto  
Xalapa: El citado documental fue la proyección inaugural de la Gira de Documentales, Ambulante que inició en Xalapa. / Internet

IMAGEN DE VERACRUZ

Dirección: Ruiz Cortines #1917 Fracc.Jardines de Virginia, Boca del Río, Ver.

Teléfonos: (229) 923 2550

Todos los Derechos Reservados - Copyright 2014