Veracruz, rumbo a los 500 años

Los contrastes de Hernán Cortés

El puño y la espada en nombre de Dios 498 años del arribo del conquistador

Ver mas fotos  
Veracruz: Hernán Cortés / Redacción
Google+

Redacción / Veracruz
2017-04-21 11:09:32

A casi 500 años de que Hernán Cortés pisó los arenales jarochos, los mexicanos no logramos ponernos de acuerdo en que si fue un héroe o un villano.

Pero, el solo hecho de que su nombre siga siendo pronunciado por nosotros –a casi cinco siglos de distancia- nos revela su enigmática, compleja y contradictoria personalidad, difícil de entender.

Esta investigación pretende, en la medida de lo posible, descubrir la parte verídica y comprobable de su extraña forma de ser, poniendo sobre la mesa tanto sus malas como sus buenas acciones.

Su apariencia
Si bien la fotografía todavía no se inventaba, los pintores –a su manera- plasmaban los rostros de los personajes. Obvio es que si la pintura era pagada por el personaje, podemos imaginar con facilidad lo que sucedía.

Cabe recordar que existen dos tipos de pinturas: las que realiza el pintor frente al modelo y las que se hacen después de que el modelo ha muerto. En el caso de Cortés, existen unas pocas en vida, y la mayoría después de que falleció.

Tenía el cabello de color castaño oscuro, frente alta pero estrecha, sienes hundidas, mirada triste y lejana, cicatriz en la mejilla derecha, nariz aguileña, boca carnosa, barba y bigote tupidos, pecho levantado, piel blanca, piernas encorvadas, cuerpo delgado y bien proporcionado y una estatura superior a la media indígena.

Inquietante personalidad
Estos son los diez principales conceptos negativos de Cortés, según varios autores: Ambicioso, hábil leguleyo, cruel, con malicia política, goloso sexual, diestro en las armas, irrespetuoso de las creencias religiosas ajenas al catolicismo, calculador, traidor y sanguinario.

Con este personaje sucede algo muy especial, muchos de los autores que se refieren a él, no solo mencionan lo malo que hizo sino también lo bueno. He aquí quince opiniones positivas: Elocuente, sabía escuchar, buen observador, líder nato, se hacía respetar (incluso de sus pares), agradecido, magnánimo, medido en palabras, de voluntad decidida, muy religioso, inteligente, valiente, audaz, fuerte en las adversidades y perseverante.

El historiador español Solange Alberro dice que: “Cortés fue un hombre de su tiempo, un auténtico representante del Renacimiento, ambicioso sin límites; y al mismo tiempo respetuoso de la norma castellana, intuitivo y audaz para no violentarla; hábil para convencer y alcanzar acuerdos, respetarlos mientras logra su objetivo para luego modificar su postura cuando ya no le conviene”

Su religiosidad
Desde pequeño fue devoto de la Virgen de Guadalupe (versión española).

Llegó a nuestro territorio cargado de imágenes religiosas.

Rezaba con fervor y se confesaba con frecuencia.
Le enojaba la idolatría.

Le tenía un gran respeto a los evangelizadores europeos.
Escuchaba la misa con devoción.

A sus esclavas de inmediato las mandaba a bautizar.

Construyó el Hospital de Jesús de la Ciudad de México (el cual todavía existe).

Cumplió su misión catequizante.

Creía que el arrepentimiento de sus pecados y las buenas obras lo salvarían del infierno.

En opinión del historiador jurídico mexicano José Valero Silva: “Sobre la conducta católica de Cortés, podemos anotar que de no haber enredado su empresa con la religión, sin duda hubiera fracasado en lo político, económico y moral”.

Las mujeres
Al decir del afamado historiador francés Chistian Duverger: “Fueron las mujeres las que determinaron su vida. Detrás de cada momento clave de la vida de Cortés, se encuentra en efecto una mujer”.

Primera esposa, Catalina Xuárez Marcaida. Gracias a ella a Cortés se le confió la expedición que le trajo a nuestras playas.

Segunda, Juana Ramírez de Arellano de Zúñiga. Ella influyó para que le otorgaran a Cortés el Marquesado de Oaxaca.

Mención aparte merece. La Malinche, quien fue su traductora, asesora y amante. Por si fuera poco, tuvo con ella un hijo, de nombre Martín, considerado oficialmente como “el primer mexicano”, producto del mestizaje.

Los hijos
Tuvo 12, reconocidos como tales, de 6 relaciones:
Una hija con Leonor Pizarro (en Cuba).

Seis con su primera esposa.

Uno con doña Marina.

Dos con Elvira de Hermosillo.

Una con Isabel Moctezuma (la hija del emperador)

Una con doña María (?) (hija de una sobrina de Moctezuma)


Los contrastes
Según la escritora huatusqueña Oralia Méndez Pérez: Introdujo las construcciones navales y de la minería; además, los procedimientos para beneficiar el oro y la plata; aplicó la rueda al transporte; estableció la industria azucarera; fomentó nuevos métodos agrícolas y es precursor de la política agraria.

Al decir del historiador veracruzano Juan Ortiz Escamilla: Sus tres grandes pecados fueron: Su insaciable sed de oro, la crueldad hacia los indios y su desmedido apetito sexual.

Reflexiones
El investigador histórico de la UNAM, Martín Federico Ríos Saloma, se pregunta: ¿Por qué si Julio César va y conquista medio mundo es un grande? Va Alejandro por la otra mitad y también es bueno. Pero Cortés conquista América y es malo… ¿Por qué?
Uno de los más connotados intelectuales mexicanos, don Andrés Henestrosa ha dicho que, ya es tiempo de que Cuauhtémoc deponga su honda y Cortés guarde su espada.

“A Cortés es difícil quererlo,
pero es imposible dejar de
admirarlo”
-Octavio Paz-

IMAGEN DE VERACRUZ

Dirección: Ruiz Cortines #1917 Fracc.Jardines de Virginia, Boca del Río, Ver.

Teléfonos: (229) 923 2550

Todos los Derechos Reservados - Copyright 2014