Veracruz

Daniel sueña con tener un trabajo de verdad

Extender la mano a los automovilistas se oye fácil pero desgraciadamente no es una opción para Daniel, pues a los 17 años sufrió un accidente de trabajo donde se electrocutó

Ampliar Foto  
Veracruz: Daniel Sánchez, a los 17 años tuvo un accidente que lo dejó sin brazos. / Carime Totosaus
Google+

Carime Totosaus / Veracruz
2017-04-20 12:41:43

Extender la mano a los automovilistas se oye fácil pero desgraciadamente no es una opción para Daniel, pues a los 17 años sufrió un accidente de trabajo donde se electrocutó.

La intensa descarga que pudo haberle causado la muerte, le provocó quemaduras de tercer grado que fueron mal atendidas lo que hizo que sus extremidades superiores se gangrenaran y la única solución para salvarle la vida fue amputarle los brazos.

Al no encontrar trabajo a sus 57 años de edad, Daniel Sánchez Varela ha tenido que pedir ayuda en la calle desde hace 37 años.

Con esta nueva condición Daniel tuvo que adaptarse para realizar su vida cotidiana de manera independiente sin necesidad de pedir que lo auxilien hasta en las tareas más básicas.

Daniel comenta que al principio fue difícil romper las barreras con las personas para pedirles que lo ayudaran a ir al baño, a bajarse el cierre o el pantalón. Subirse al camión fue un triunfo sin acabar tirado en cada alto del semáforo, a base de caídas que le aflojaron los dientes aprendió a valerse por sí mismo.

La gente ni el gobierno han apoyado a Daniel debido a su discapacidad pues consideran que no es apto para realizar un trabajo sin manos.

Recorre el país

El originario de Puebla dijo que hace recorridos por toda la república mexicana en busca de almas caritativas que lo apoyen con unas monedas para sobrevivir.

Su trabajo consiste en permanecer de 3 a 4 días y en el mejor de los casos hasta una semana pidiendo en los principales cruceros de las grandes ciudades, de lo cual junta dinero para poder solventar sus gastos.

“Junto algo de dinero para seguir sobreviviendo. La gente ayuda una vez pero luego ya no quieren apoyar”.

Daniel quien se muestra con buen sentido del humor a pesar de su discapacidad y las situaciones adversas por las que ha atravesado explica entre risas que cuenta con licencia de conducir, además hace trabajos de pintura por si alguien desea emplearlo...

El carisma del señor logró que una buena samaritana de Puebla le regalara unas prótesis con las cuales ya puede hacer varias cosas que antes no soñaba siquiera con realizar.

Este luchador no pierde la esperanza que le den un trabajo de verdad, ya que argumenta que siempre le ofrecen que le van a dar trabajo pero cuando lo ven que llega se arrepienten.

Discriminación laboral

La discriminación laboral por discapacidad se ha hecho palpable para Daniel, el cual las circunstancias lo han obligado a visitar el estado de Veracruz en esta ocasión, aunque ya van varias veces que ha pisado tierras jarochas. Amenaza con regresar en próximas fechas para continuar con su modus vivendus.

Tal como la canción bromeó mostrando rasgos de su personalidad alegre “Algún día hasta tus playas lejanas tendré que volver”.

Es padre de 4 hijos que no se ocupan de verlo ni cuidarlo. Se separó de su pareja hace muchos años y está consiente que si él no lucha por sí mismo nadie lo hará.
“Sea bueno o malo el padre, los hijos lo abandonan a uno, son como las golondrinas una vez que aprenden a volar se van”.

El hombre langosta, como algunos lo bautizaron conoce casi todo el territorio mexicano por las giras que hace en busca de gente con gran corazón que donen un poco de su riqueza a alguien que realmente lo necesita para seguir viviendo.

PIE-->
Daniel Sánchez, a los 17 años tuvo un accidente que lo dejó sin brazos.
FOTO: CARIME TOTOSAUS/ IMAGEN DEL GOLFO

IMAGEN DE VERACRUZ

Dirección: Ruiz Cortines #1917 Fracc.Jardines de Virginia, Boca del Río, Ver.

Teléfonos: (229) 923 2550

Todos los Derechos Reservados - Copyright 2014