Mascotas Felices

¿Cómo adoptar una mascota?

Llevar una mascota a tu vida mediante la adopción puede significar la propuesta de salvar la vida de un perro que ha sido abandonado o maltratado.

Ampliar Foto  
Veracruz: ¿Alguna vez te preguntaste cómo adoptar a una mascota? / Imagen de Veracruz
Google+

Agencias / Veracruz
2017-04-19 15:34:29

¿Alguna vez te preguntaste cómo adoptar a un perro o gato? Llevar una mascota a tu vida mediante la adopción puede significar la propuesta de salvar la vida de un perro que ha sido abandonado o maltratado. Se puede encontrar perros de todas las razas y edades para adopción canina. Esta última se puede realizar en una variedad de lugares, incluyendo los centros de rescate de razas, refugios para animales en donde no se practica la eutanasia o programas de cuidado.

1.-Encontrar un perro o gato.

Investiga las razas. Las diferentes razas de perros tienen distintas personalidades y necesidades. Investiga los diversos tipos de razas y encuentra aquellas que podrás cuidar mejor. Existe una serie de recursos en línea, así como libros y revistas dedicadas a las diferentes razas de perros que pueden ayudarte en la investigación.

*Coincide la raza con tu nivel de actividad. Algunas razas de perros son más enérgicas que otras. Si eres una persona sedentaria que disfruta de las actividades tranquilas, no es recomendable que adoptes razas de perros conocidas por su alto nivel de energía, como un boxer o Jack Russell terrier. En su lugar, mira las razas tranquilas como un pekingese o shih tzu.

*Considera la zona en la que vives. Piensa en adoptar un perro pequeño si vives en un departamento. Los perros más grandes pueden vivir en zonas más pequeñas, pero debes tener mucho cuidado en asegurarte de que realicen el ejercicio necesario. Por otro lado, algunos perros pequeños pueden sentirse abrumados o en un ambiente peligroso si están en una casa con acres de terreno.

*Determina las restricciones de tiempo. Si adoptas un cachorro, quizás debas encargarte de todo su entrenamiento. Los perros más viejos ya pueden estar adiestrados y haber sido entrenados un poco. Además, algunos perros simplemente necesitan más estimulación a lo largo del día. Considera cuánto tiempo tienes que dedicarle a tu nuevo perro.

2.-Considera los perros y gatos con necesidades especiales. Considera si te gustaría adoptar a un perro o gato con necesidades especiales. Los perros y gatos con necesidades especiales vienen en muchas formas, desde aquellos que necesitan un cuidado veterinario especial y que tienen impedimentos físicos hasta los que pueden haber sido maltratados y tener problemas emocionales o de conducta.

*Asegúrate de comprender sus necesidades antes de comprometerte a adoptar uno. Un perro que tiene una afección crónica puede necesitar visitas frecuentes al veterinario. Asegúrate de que puedas manejar ese gasto si ese es el tipo de cuidado que requiere tu perro con necesidades especiales.

*Reserva tiempo adicional para tu mascota. Muchos perros y gatos son nerviosos cuando se les lleva por primera vez a un nuevo hogar y eso puede agravarse para los que tienen necesidades especiales. Asegúrate de tener tiempo adicional cuando adoptes un perro por primera vez para que se familiarice contigo, con alguien más en tu casa y el espacio nuevo.

*Pregunta al refugio o centro de rescate lo siguiente: “¿Qué tendré que hacer y suministrar específicamente para cuidar de forma correcta a tu mascota?”.

3.-Visita el refugio. En un refugio se pueden encontrar razas de perros de todas las edades y niveles de entrenamiento. Llama y pide programar una visita para que puedas ir y conocer el perro adoptable. También pregúntales cómo podrías conocer a los perros según su programa de cuidado, si tienen uno.

*Considera ver el sitio web del refugio antes de tu visita. Muchos refugios tienen información respecto a las mascotas adoptables que tienen ahí y a su programa de hogar de crianza. Repasa los perfiles de la mascota para conocer las personalidades de los perros y sus necesidades individuales.

*Coloca tu nombre en la guía telefónica del refugio si buscas un tipo de perro muy específico, como una raza rara. Muchos refugios te darán una llamada si les llevan un tipo determinado de perro.

*Comunícate con el centro de rescate de razas de tu localidad. Si quieres adoptar una raza determinada de perro o deseas uno de pura sangre, busca los números de un centro de rescate de razas en línea o en un directorio telefónico.


Prepararte para un nuevo perro


Compra los objetos que necesitarás para cuidar a un perro. Estos pueden incluir un collar y una correa, tazones para agua y comida, así como la comida adecuada. Quizás también necesites comprar una jaula o un portador de perros, juguetes, cama de perro y bocadillos para el entrenamiento. A continuación, una lista de suministros útiles:

plato de comida
comida para perro
plato para agua
arnés o collar
correa
placa
cama para perro
una jaula
un portador de perros para viajar
una cama para perro o una manta
juguetes nuevos

Encuentra un veterinario.

Es probable que no necesites crear un perfil de paciente con un veterinario antes de adoptar un perro; sin embargo, los refugios a menudo piden que encuentres una clínica veterinaria que quieras usar antes de llevar el perro a casa. Esto asegura que estés preparado desde el momento que lo llevas a tu hogar.

*Comunícate con los veterinarios locales y pregúntales sobre su experiencia con tu tipo de perro. Si vas a adoptar una raza determinada, pregunta al veterinario si está cómodo al trabajar con esa raza. Si vas a tener una mascota con necesidades especiales, pregúntale si tiene experiencia con las necesidades particulares de tu perro.

*Pregunta por un plan de bienestar. Muchos veterinarios preparan planes de bienestar para perros adultos y cachorros que incluyen una determinada cantidad de visitas y servicios, como vacunas y pruebas para detectar gusanos del corazón, durante un año. Pregunta a tu veterinario si ofrecen paquetes con un precio reducido para ayudar a mantener la atención de tu nuevo perro cubierta .

Haz tu casa a prueba de perros.

Si tu casa aún no está preparada para el nuevo perro, revísala y asegúrate de eliminar o reubicar los posibles peligros para tu nueva mascota. El nivel de protección que le des a tu casa para los perros dependerá en gran medida del tamaño del perro y de su personalidad; sin embargo, algunas medidas que se deben tomar a menudo incluyen las siguientes:

*Obstruye el acceso a la escaleras que pueden llevar a áreas en las que no quieres que esté el perro o que son dañinas para los cachorros pequeños.

*Cubre los contenedores sin tapas.

*Asegura los muebles bajos a los que el perro puede acceder, especialmente si conservas comida o productos de limpieza en ellos.

*Mueve o bloquea cualquier cosa con bordes o puntas afiladas que podrían cortar.

*Cubre los inodoros, especialmente aquellos con productos sanitarios desinfectantes.

*Asegúrate de tener un área o un patio con cerca para que el perro pase tiempo fuera.

*Saca o bloquea con una barrera cualquier planta que pueda ser dañina, como frutas, verduras y palmeras en tu patio o casa.

*Evalúa otras áreas según sea necesario.

Llena los documentos.

Una vez que hayas encontrado un perro que te guste y te hayas preparado tanto tú como la casa para su llegada, empieza el proceso de adopción al llenar los documentos necesarios en el refugio o centro de rescate. Deja que el refugio sepa que estás listo para adoptar, confirma que el perro que quieres aún está disponible y pídeles que te envíen una copia de los documentos de la adopción.

*Los documentos de la adopción pueden constituir un proceso largo. Esto puede requerir no solo tu nombre y dirección, sino también la información de contacto para el veterinario, referencias personales e incluso declaraciones respecto a la razón por la que quieres adoptar y lo que has hecho para prepararte.

*Ten en cuenta que los refugios tratan de asegurar que los perros encuentren hogares permanentes, afectuosos, amorosos que puedan mantenerlo a lo largo de su vida. Llena los documentos de la manera más completa posible.


Paga los derechos de adopción.

Casi todos los refugios o centros de rescate cobran derechos de adopción que ayudan a cubrir el costo del rescate y cuidado del perro, que incluyen castrar o esterilizar a la mascota y brindarle cuidado veterinario después del rescate. Los derechos varían según la edad, la raza y las necesidades del perro, así como el tipo de cuidado y entrenamiento que ofrece el refugio.

*Asegúrate de que el refugio acepte el método de pago. Por ejemplo, quizás no puedas adoptar si planeas usar una tarjeta de crédito, pero el refugio solo acepta efectivo o cheques.

*Comunícate con el refugio para determinar cuáles son los derechos de adopción para tu mascota, si aún no te brindan esa información.

Programa una visita al hogar.

Algunos refugios solicitan una visita a tu hogar antes de permitirte adoptar un perro. Pregunta a tu refugio si este es uno de los requisitos; si es así, establece la fecha y la hora para realizar la visita.

*Pregunta por adelantado al refugio sobre los parámetros de la visita. ¿Será una visita de día o de noche? ¿El refugio brindará la comida, la cama y algunos juguetes? ¿Qué necesitas suministrar?

Por lo general, la meta de una visita es asegurar que puedas cuidar al perro de forma adecuada. Pregunta el tipo de documentación que necesitas brindar en la visita para demostrarlo.

*Asegúrate de tener tiempo. No es recomendable dejar al perro solo durante una visita al hogar. Asegúrate de terminar de hacer los recados del día antes de que llegue el perro, y tómate un tiempo libre de la escuela o el trabajo si es necesario pasar el día con el perro.

Programa cuándo ir por el perro.

Una vez que hayas llenado todos los documentos y hayas recibido la aprobación del refugio, está listo para llevar a casa a la nueva mascota. Establece la hora para ir por la mascota al refugio y llevarla a su nuevo hogar permanente.

*Asegúrate de tener el transporte indicado. Incluso si los sistemas de tránsito públicos de tu localidad permiten llevar las mascotas a bordo, puede ser un viaje confuso o escalofriante para el perro y podrían volverse violentos. Asegúrate de tener un automóvil o programar un viaje para llevar la mascota a casa rápidamente y con el mínimo estrés.

*Organiza ir por la mascota en una fecha en la que puedas permanecer con esta todo el día. Es probable que el nuevo perro se confunda y se asuste un poco. Dejarlo solo por periodos prolongados justo después de llevarlo a casa no ayudará con eso. Tómate el día para conocer a tu nuevo perro y ayuda a aclimatarlo a su nuevo ambiente.

Cuidar del perro adoptado.

Entrena a un cachorro.

*Si llevas un cachorro a casa, este puede tener mucha energía de la cual necesitas ocuparte de forma adecuada. Inscríbete tú y tu cachorro en una clase básica de entrenamiento conductual. Esta no solo le enseñará al perro una conducta adecuada, sino que también te ayudará a aprender cómo lidiar con algunas de sus acciones y hábitos menos adorables.

*La clave del entrenamiento es la consistencia. Asiste a todas las clases y práctica las órdenes y conductas en el ínterin de una clase a otra.

Considera entrenar más al cachorro si aún necesita disciplina después de terminar el entrenamiento básico para cachorros.

*Las tiendas de mascotas locales tienen clases de entrenamiento para cachorros y mascotas adoptadas recientemente. Comunícate con una tienda local para saber si ofrecen clases o tener recomendaciones para entrenadores locales.

Socializa al perro.

Es importante que el nuevo perro pueda interactuar con otros perros y las personas de una forma respetuosa y sana. Socializa al perro al presentarlo con otros perros y nuevas personas, entrénalos para interactuar de forma correcta.

Ten en cuenta que esto puede tardar con un animal rescatado. Los animales rescatados pueden ser tímidos o cautos. Es importante que le brindes la oportunidad para socializar, pero no lo fuerces a realizar alguna acción. Esto podría dañar tanto al perro como a quienquiera que interactúe con este.

Empieza al exponerlos a los amigos y a la familia en casa. Deja que el perro conozca nuevas personas en entornos familiares antes de dejarlos con nuevas personas por un periodo de tiempo prolongado.

Haz el intento de llevarlo a un parque para perros para que socialice con otros perros.

Si crees que el nuevo perro puede ser demasiado agresivo al socializar con otros perros o personas, trabaja con un especialista en comportamiento para que te ayude a entrenarlo. A menudo, esto puede deberse a un entrenamiento previo, o a un lugar o miedo dentro de los perros. El entrenamiento indicado puede ayudarlo a aprender una conducta adecuada con el refuerzo positivo.

Sé paciente.

Es probable que se le pida al nuevo perro que comprenda una gran cantidad de información de una sola vez. Además, quizás ellos lidien con su propio estrés mental a causa de haber sido abandonados o de la vida en su hogar previo. Sé paciente y comprende a tu nuevo perro a medida que se adapte a su nuevo hogar.

*Evita las conductas de refuerzo estereotipadas, pero a veces dañinas, como golpear al perro, incluso ligeramente, con un periódico enrollado o frotarle la nariz en lugares donde tengan un “accidente”.

*Recompensa las conductas positivas con afecto, afirmación y bocadillos. Trata de no reaccionar ante todas las conductas negativas a menos que representen una amenaza inmediata para el perro o alguien más.

*Si es necesario, trabaja con un entrenador o un especialista en conducta para encontrar el grupo correcto de técnicas de entrenamiento para ti y tu mascota.

*No te des por vencido con tu nuevo perro si no actúan de la forma en la que quieres de inmediato. Sigue trabajando con él y refuerza su buena conducta.


IMAGEN DE VERACRUZ

Dirección: Ruiz Cortines #1917 Fracc.Jardines de Virginia, Boca del Río, Ver.

Teléfonos: (229) 923 2550

Todos los Derechos Reservados - Copyright 2014