Salud

¿Es malo meterse al agua después de comer?

La realidad es que nadar con el estómago lleno puede incomodar a quien realiza el ejercicio y, en algunos caso, puede derivar en el vómito

Ampliar Foto  
Veracruz: Un mito que se ha heredado de generación en generación. / Imagen de Veracruz
Google+

Agencias / Veracruz
2017-04-16 14:56:06

No se sabe porque padres de familia han heredado de generación en generación la creencia de que no se debe nadar después de comer

Existe la creencia de que al comer la sangre disponible en el cuerpo se irá al estomago para ayudar a la digestión, por lo tanto los miembros no tendrán el suficiente flujo sanguíneo para realizar ni una sencilla brazada, convirtiendo al nadador en presa de calambres por los que terminará hundiéndose.

Es verdad que la sangre fluye al estómago después de una buena comida. Estando ahí se ocupa de absorber los nutrientes, dejando menos de este preciado líquido para repartir oxígeno y remover productos de desecho de las otras partes del cuerpo. Pero, ¿es está demanda que compite por la sangre la que provoca calambres?

La verdad es que tenemos suficiente sangre para mantener un funcionamiento perfecto de todas nuestras partes tras una comida. De hecho, algunos nadadores profesionales comen inmediatamente antes de una competencia para tener la energía necesaria para un buen desempeño.

También durante el ejercicio, nuestro cuerpo produce adrenalina, que en realidad ayuda a llevar oxígeno a los músculos que más lo necesitan. E incluso si un calambre afectara a un nadador en alguna parte específica del cuerpo, es muy poco probable que fuera tan severo como para causar un ahogamiento.

Por supuesto, como en muchas creencias populares, hay un buen consejo dentro de la superstición. Existe una diferencia en términos de cantidad y tipo de alimentos ingeridos y el tiempo de digestión. Los carbohidratos simples, como por ejemplo una bolsa de papás fritas se descompone más rápido que la grasa y proteína de una hamburguesa. Así que, si has ingerido una comida sustanciosa, chapotear en la piscina no representa un problema, pero podría ser una buena idea esperar antes de nadar enérgicamente.

La realidad es que nadar con el estómago lleno puede incomodar a quien realiza el ejercicio y, en algunos caso, puede derivar en el vómito.

Por lo que siempre y cuando no planees nadar largas distancias, es perfectamente seguro darse una chapuzón tras haber comido.

IMAGEN DE VERACRUZ

Dirección: Ruiz Cortines #1917 Fracc.Jardines de Virginia, Boca del Río, Ver.

Teléfonos: (229) 923 2550

Todos los Derechos Reservados - Copyright 2014