Veracruz, rumbo a los 500 años

Vamos a hacer un silencio...

Karla García y la poesía de los mundos interiores Define la palabra más allá de los deseos

Ampliar Foto  
Veracruz: Karla García / Cristina H. Rocíles
Google+

Cristina H. Rocíles / Veracruz
2017-03-13 10:28:18

Karla García Ladrón de Guevara estudió Letras en la Universidad Veracruzana, su camino es la poesía, en la que ha experimentado con las estructuras aparentemente sencillas del Haykú y del verso libre. Autora de varios libros, nos cuenta sobre lo difícil de escribir, de publicar y de ser leído, en un mundo en el que el silencio no está de moda, en el que somos saturados de información y en que el último misterio insondable, puede ser la poesía. Aquí, nuestra charla.

- En tu primer libro “Escribir con lápiz”, nos hablas del universo femenino, ¿estoy en lo cierto?
- Pues sí, es un mundo que ve las cosas pequeñas, que ve los cuentos, las historias que están detrás de cada detalle, y además ese es mi primer libro que publiqué y en él hago haykús y pequeños poemas que escribí, por lo que refleja un mundo muy joven, un poco inexperto también.

- ¿Hace cuántos años radicas en Veracruz?
- Bueno yo nací en Veracruz y viví en Xalapa 11 años, luego, regresé otra vez al puerto, un tiempo trabajé en el Instituto de Cultura del que tengo muy buenas experiencias.

Después retomando mi poesía publiqué Puerta de agua , un esfuerzo independiente, y en él recopilé algo en lo que venía trabajando.

Ya no quería hacer poemas tan pequeños, quería como narrar una historia en el poema, pero, ¿cómo hacerlo?
La respuesta fue ‘Puerta de agua’, un libro muy delgadito con eventos que fueron sucediendo en mi vida en ese momento, eventos difíciles, y sobre todo, preguntas personales que como mujer me cuestiono, es un libro que me dejó mucho.

Posteriormente publiqué ‘La palabra se hizo deseo’, ahí si puedo decir que es lo más trabajado que he hecho, leí varios libros y me di a la tarea de hacer una voz masculina y es un poemario en el que trabajé, sobre todo el discurso amoroso, bajo una estética religiosa y desde luego el erotismo, como dejar en claro lo que era el erotismo para mí.

- ¿El poeta escribe para sí mismo?
- Yo pienso que sí, por lo menos yo sí. Escribo para preguntarme, para responderme, escribo para admirar, escribo para recordar, escribo para salvarme también.

- ¿Qué se necesita para ser poeta? ¿Lecturas?
- Si, fíjate que es algo que yo sí me he preguntado, por supuesto que necesitas lectura, porque ellas te va a hacer un oído y una manera de escribir y de concebir el siguiente verso, ser un lector te va a dar una madurez.

Pero más que nada, ahora lo que creo es que, para escribir hace falta vivir. Y hace falta, como que llenar algo, no una maleta, no un órgano, tal vez el corazón, y después vaciarlo en un escrito, sea un poemario, sea un diario, sea una narración, en resumen... Hay que tener qué contar y con qué contarlo y mostrar nuestro corazón.

- ¿Qué opinas de los talleres y grupos de poesía?
- Yo creo que son buenos, y hay muchos niveles y muchos tipos de grupos , gente que se acerca a la literatura no por la literatura misma sino por convivencia y otras cosas, hay gente que se acerca porque quiere escribir, se pueden encontrar muchas cosas en un grupo, pero también solo.

- ¿Qué nos da la poesía que no nos puede dar la narrativa?
- Un mundo interior, desde mi perspectiva, muy profundo, porque la poesía yo siento que es un mundo de preguntas, un mundo filosófico, pero aclaro, esta es solo mi opinión.

- ¿Cuáles son tus poetas favorito?
- Pues... de joven te gustan unos poetas, de grande ya no, y luego los vuelves a encontrar y te gustan más.

Hace poco estaba leyendo a Pablo Neruda con sus odas que son a veces, tan simples, pero que me vuelven a deslumbrar.

Mi hija me recomendó a una poeta hindú Rupi Kaur, y la leí, y también me deslumbró, porque tiene una fuerza, un dolor, creo que sus obras no han sido traducidas al español, pero hay que buscarla.

Y bueno, Heriberto Yépes, me tiene encantada, tiene un libro que se llama ‘El órgano de la risa’, él además es ensayista y novelista, pero su poesía es impresionante, además de todo, es un hombre muy provocador, creo que ya no tiene amigos.

Y el tercero… bueno, pues voy a decir un veracruzano que a mí me ha enseñado mucho, Juan Joaquín Pereztejada, pienso que él ha logrado tener una gran voz poética y además con él trabajé un tiempo. Me enseñó algo de la poesía, no podría decir exactamente qué, pero así fue , y bueno, llevo también en el corazón a Octavio Paz, que es un poeta muy polémico y odiado por muchos, pero al final de cuentas un gran poeta al que siempre vuelvo.

- ¿La ciudad de Veracruz es propicia para hacer poesía?
- Claro, cada ciudad lo es, cada terreno lo es, para la poesía lo único que necesitas es un papel, un lápiz y escribir.

- ¿Por qué será que en las escuelas no nos incitan a leer poesía, será por eso que de grandes no nos gusta y nos aburre?
- Es toda una pregunta, pero se sigue escribiendo poesía y hay mucha necesidad de escribirla, no sé si es buena o mala, porque el escribirla es un ejercicio sanador.

El hecho de que sea tan difícil publicar y leer, no sé a qué se deba, la poesía es el gran misterio, es realmente críptica, pero hay gente que es tocada por un verso y ahí, todo cambia.

Yo empecé de niña, a los 8 años, actualmente pienso que escribo para sanarme y para salvarme.

- ¿Se necesita difusión para los poetas veracruzanos?
- Pues yo creo que necesitamos hacer un silencio porque vivimos en el ruido continuo, en la velocidad, y así no vamos a encontrar a los poetas.

La labor de la poesía se hace en silencio. Y hora recordé la última película de Alejandro Jodorowsky, otro “polémico”, que se llama ‘Poesía sin fin’, pues ahora se declara poeta, después de haber tocado tantos campos.

- ¿Qué se debería hacer en el Aniversario 500 de la Ciudad de Veracruz?
- Pues se oye bien hacer una gran reunión de poetas y escritores aquí en Veracruz, sobre todo porque un autor dijo que la verdadera historia está contada por los poetas y por los novelistas, y Veracruz es puerta de entrada para todo, sobre todo para la Cultura.


FRASE
“Para escribir hace falta vivir y hace falta como que llenar algo, no una maleta, no un órgano, tal vez el corazón, y después vaciarlo en un escrito”.

OBRAS
Escribir con lápiz
Puerta de agua
La palabra se hizo deseo

IMAGEN DE VERACRUZ

Dirección: Ruiz Cortines #1917 Fracc.Jardines de Virginia, Boca del Río, Ver.

Teléfonos: (229) 923 2550

Todos los Derechos Reservados - Copyright 2014