Veracruz, rumbo a los 500 años

Nace el sueño de una ciudad

A 115 años de la inauguración del Puerto Porfirio Díaz inicia la modernización de Veracruz en 1902

Ver mas fotos  
Veracruz: s/t / Redacción
Google+

Ricardo Teodoro Alejandrez / Veracruz
2017-03-06 11:33:34

En 1899 se publicaba la Guía General Descriptiva de la República Mexicana, obra de J. Figueroa Doménech. En ella, al referirse a la ciudad de Veracruz y su puerto se apuntaba que “El puerto de Veracruz (…) deja mucho que desear como puerto de abrigo, por sus malas condiciones naturales.

“Está constituido por una pequeña ensenada de una milla de largo aproximadamente y de 700 metros de ancho, cerrado por la tierra firme, en cuya orilla se asienta la ciudad, y por un cordón de arrecifes que se prolonga de NE a NO., dejando tres pasos difíciles, de los que dos únicamente son accesibles a los buques de gran porte”.

Líneas más adelante especificaba que “El fondo del puerto es cenagoso y de profundidad variable entre tres y cinco brazas, ofreciendo poco agarre a las anclas, lo que unido a la violencia con que suelen soplar los nortes en esta región del Golfo, hacen peligrosa la estancia de los buques en aquel y los obliga en muchos casos a refugiarse en la próxima Isla de Sacrificios, donde existe un buen fondeadero. “Sin embargo, todos los defectos que acabamos de enumerar están próximos a desaparecer con las obras colosales que actualmente se practican y que han de traducirse en sólidos muelles y amplios diques donde podrán amarrar las embarcaciones con toda seguridad”.

El proyecto
Y así fue. El 06 de marzo de 1902, el General Presidente Porfirio Díaz y una amplia comitiva en la que figuraban el legendario Gobernador Teodoro A. Dehesa y el contratista y ejecutor de dichas obras colosales, Sir.

Weetman D. Pearson, inauguró y declaró “abierto para siempre al uso público, el nuevo puerto artificial de Veracruz”.

De acuerdo con el Acta de inauguración de las obras del puerto de Veracruz, el presidente y su comitiva recorrieron “las obras exteriores o de defensa y abrigo del puerto artificial, y enseguida la de los muros, diques, muelles y dársena destinados a la comodidad, facilidad y simplificación del tráfico mercantil”.

Al término del recorrido, la comitiva fue agasajada con un esplendoroso banquete en la zona del muelle fiscal.

Modernidad
Con las obras de modernización del puerto de Veracruz, Porfirio Díaz entraba en la fase más dinámica de su administración al emprender diversos proyectos urbanos y de infraestructura de cara a las fiestas conmemorativas del primer Centenario de la Independencia Nacional a celebrarse en 1910, de ahí que en ese mismo año de 1902 colocará la primera piedra de la columna de la Independencia donde hoy reposa nuestra victoria alada, mejor conocida como “Ángel de la Independencia”.

Así mismo, dichas obras ponían de manifiesto el aparente éxito de la pax porfiriana y coronaban la política económica impulsada por el denominado grupo de los “científicos” con el flamante Ministro de Hacienda don José Ives Limantour a la cabeza.

Un nuevo puerto para una vieja ciudad
La modernización del puerto de Veracruz venía a complementar el sistema de comunicaciones y transportes que desde Veracruz se extendían hacia la capital de la República, cumpliendo con esa vocación histórica de ser “la garganta del reino”.

El impulso al ferrocarril fue solo el primer síntoma de esta nueva tendencia hacia la inversión pública; la destrucción de la histórica muralla que circundaba a la ciudad de Veracruz en 1881 fue el inicio de la concreción de ese sueño que habría de transformar la traza urbana de la ciudad porteña.

A partir de ahí, el proyecto de mejora de la traza urbana y saneamiento de la ciudad ideado por Domingo Bureau consideraba una transformación radical de la ciudad que incluyó la propuesta de construcción del tan anhelado puerto. Si bien dicho proyecto estaba en consonancia con el empuje modernizador porfirista, según la reconocida historiadora Olivia Domínguez Pérez en su texto El puerto de Veracruz: la modernización a finales del siglo XIX, dicho impulso también obedeció a los propios intereses comerciales que el propio edil Domingo Bureau tenía en las obras del puerto al ser propietario de una pequeña flota de barcos de cabotaje.

De esta manera, la historia del puerto de Veracruz comenzó a construirse oficialmente a golpe de pico, pala y draga el 10 de agosto de 1882 con el inicio de la construcción del dique en el arrecife en la zona de la Gallega.

Sin embargo, diversos factores relacionados con la escasa tecnología para una obra tan compleja, así como el cambio de concesionarios de las obras (pues de 1882 a 1895 hubo tres contratistas diferentes) retrasaron el avance hasta que se designó al cuarto y definitivo contratista: la Compañía Pearson and Son que el 26 de abril de 1895 suscribió el Contrato con el Gobierno Federal y pasaría a la historia como la responsable de concretar la construcción del puerto artificial de Veracruz.


FRASE
“La historia del puerto de Veracruz comenzó a construirse oficialmente a golpe de pico, pala y draga el 10 de agosto de 1882 con el inicio de la construcción del dique en el arrecife en la zona de la Gallega”.

DATO
La Compañía Pearson and Son pasaría a la historia como la responsable de concretar con la Federación la construcción del puerto artificial de Veracruz, en 1895.

IMAGEN DE VERACRUZ

Dirección: Ruiz Cortines #1917 Fracc.Jardines de Virginia, Boca del Río, Ver.

Teléfonos: (229) 923 2550

Todos los Derechos Reservados - Copyright 2014