Galería

Conquista su corazón

Postres con dulce sabor a amor Ecos de un día muy especial

Ampliar Foto  
Veracruz: Tarta de lichis y rosas / Redacción
Google+

Redacción / Veracruz
2017-02-15 12:26:34

El 14 de febrero es esa fecha donde se celebra al amor, siguiendo la tradición de San Valentín, todas las parejas se lanzan a la desafiante tarea de agasajar a su compañero de aventuras.

No importa si se trata de un nuevo amor de verano, intenso y fugaz o de un lazo invencible al paso de los años y que se afianza cada vez más con el correr del tiempo.

El hecho de que cada relación sea diferente al resto no impide a ninguna de ellas celebrar su pasión. Por el contrario, dicha diversidad sucumbe en una noche a ese mismo sentimiento y motivo de festejo.

Origen
Existen muchas teorías acerca del origen de esta fecha que conmemora el amor de la pareja. El día de los enamorados o de “San Valentín”, se celebra todos los 14 de febrero. El origen de esta fecha se remonta a la época de los romanos, aunque fue en el siglo XX que se “comercializó” como una tradición milenaria.

En la época “moderna”, alrededor de 1840, Esther A. Howland comenzó a vender tarjetas postales masivas con motivos de enamorados y se les llamó “valentines”. La mayoría de ellas estaban ornamentadas con corazones o con “Cupidos”.

Muchos otros creen que es una fiesta cristianizada del paganismo, ya que en la antigua Roma se realizaba la adoración al dios del amor, cuyo nombre griego era Eros y a quien los romanos llamaban Cupido. En esta celebración se pedían favores al dios y se brindaban regalos u ofrendas para conseguir así encontrar al enamorado ideal.

Otro grupo pone el origen de la historia de San Valentín en la Roma del siglo III, época en la que el cristianismo era perseguido. En este periodo también se prohibía el matrimonio entre los soldados, ya que se creía que los hombres solteros rendían más en el campo de batalla que los hombres casados porque no estaban emocionalmente ligados a sus familias.

El personaje
Respecto a quién fue San Valentin, es un poco más claro. Ya que era un sacerdote que en el siglo III ejercía en Roma. Gobernaba el emperador Claudio II, quien decidió prohibir la celebración de matrimonios para los jóvenes, porque en su opinión, los solteros sin familia eran mejores soldados, ya que tenían menos ataduras.

El sacerdote consideró que el decreto era injusto y desafió al emperador. Celebraba en secreto matrimonios para jóvenes enamorados. El emperador Claudio se enteró y como San Valentín gozaba de un gran prestigio en Roma, lo llamó al palacio. El sacerdote aprovechó aquella ocasión para hacer proselitismo del cristianismo. Aunque en un principio Claudio II mostró interés, el ejército y el gobernador de Roma lo persuadieron para cortarle la cabeza.

El emperador Claudio dio entonces orden de que encarcelasen a Valentín. Luego, el oficial Asterius, encargado de encarcelarle, quiso ridiculizar y poner a prueba a Valentín. Le retó a que devolviese la vista a una hija suya, llamada Julia, que nació ciega. Valentín aceptó y, en nombre del Señor, le devolvió la vista.

Este hecho convulsionó a Asterius y su familia, quienes se convirtieron al cristianismo. De todas formas, Valentín siguió preso y el emperador Claudio ordenó que lo martirizaran y ejecutaran el 14 de febrero del año 270. La joven Julia, agradecida al santo, plantó un almendro de flores rosadas junto a su tumba. De ahí que el almendro sea símbolo de amor y amistad duraderos.

El cuerpo de San Valentín se conserva actualmente en la Basílica de su mismo nombre que está situada en la ciudad italiana de Terni. Cada 14 de febrero se celebra en este templo un acto de compromiso por parte de diferentes parejas que quieren unirse en matrimonio al año siguiente.


Recetas
Espuma de capuchino
Ingredientes
Grenetina 6 gr
Crema para batir 380 grs.
Agua 30 cm3
Café en grano 6 g
Crema para batir semi montada 450 gr
Vaina de vainilla 1 Unidad
Jarabe de agave 50 cm3

Preparación
-Para hacer una infusión, hervir la crema con el café en grano molido, la vaina de vainilla y el jarabe de agave.
-Colar, pasar la mezcla a un tazón y reservar.
-Hidratar la gelatina con el agua y fundirla en el microondas por unos segundos.
-Añadir la grenetina hidratada y fundida a la mezcla reservada.
-Enfriar a baño maría invertido.
-Agregar la crema semi montada de forma envolvente.
-Verter en tazas y refrigerar durante 1 hora.
-Decorar con crema batida sin azúcar y decoración de chocolate.



Tarta de lichis y rosas

Ingredientes
Azúcar mascabado 80 g
Yema 1 unidad
Harina gluten free 300 gr
Mantequilla 200 g

Para el relleno
Claras 2 unidades
Grenetina 1 cda.
Pulpa de lichis 190 gr
Agua 5 cdas
Crema semi montada 125 g
Azúcar mascabado 60 g

Para la decoración
Crema batida, cantidad deseada
Esencia de rosas al gusto
Pétalos de rosas, cantidad necesaria
Frambuesas al gusto

Preparación

-En una batidora, acremar la mantequilla con el azúcar mascabado.
-De a poco, añadir la yema y la harina gluten free. Luego amasar hasta lograr una textura lisa y homogénea.

-Con la ayuda de un palo de amasar, extender la masa sobre la mesada y después colocarla en el molde.
-Hornear “en ciego” a 170°C por aproximadamente 15 minutos. Retirar y dejar enfriar.

-En una olla, calentar las claras a baño maría con un poco del azúcar mascabado.

-Batir a mano haciendo globos para incorporar aire. Cuando comience a espumar, agregar el resto del azúcar y continuar batiendo hasta formar el merengue.

-Retirar del fuego y dejar enfriar.
-Hidratar la grenetina con 5 cucharadas de agua y fundirla por 10 segundos en el microondas. En un tazón, mezclarla con la pulpa de lichis.

-A la mezcla de lichis, agregarle el merengue y la crema semi-montada, trabajando a baño maría invertido.
-Verter el relleno en la masa de tarta ya horneada y refrigerar alrededor de 90 minutos, hasta que la preparación cuaje.

-Combinar la crema batida con la esencia de rosas, colocar en una manga con pico Saint Honoré y decorar la tarta. Adornar también con los pétalos de rosa y las frambuesas.

IMAGEN DE VERACRUZ

Dirección: Ruiz Cortines #1917 Fracc.Jardines de Virginia, Boca del Río, Ver.

Teléfonos: (229) 923 2550

Todos los Derechos Reservados - Copyright 2014