Veracruz, rumbo a los 500 años

La encrucijada constitucionalista

El papel de Veracruz en la Carta Magna A 100 años de la promulgación carrancista

Ver mas fotos  
Veracruz: S/t / Imagen del Golfo
Google+

Ricardo Teodoro Alejandrez / Veracruz
2017-02-07 11:04:59

El 5 de febrero de 1917 se promulgaba con gran solemnidad la flamante nueva Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en el Teatro de la República en la Ciudad de Santiago de Querétaro.

Esta Constitución que venía a reemplazar a la Constitución liberal promulgada en tiempos de Benito Juárez y que fue origen de una cruenta guerra civil, paradójicamente nacía de las entrañas de otra cruenta guerra civil.

Esta nueva Carta Magna en realidad era una especie de actualización de la otrora Constitución decimonónica, ajustándola a los nuevos tiempos y buscando incidir en la vuelta a la normalidad de una nación en guerra desde hacía ya siete años.

El cruento derrocamiento del presidente Madero en 1913 y la ruptura del orden constitucional, definieron la vocación reformista del llamado Varón de Cuatro Ciénagas y futuro Primer Jefe de la nueva faceta revolucionaria que encauzaría el malestar provocado por el golpe de febrero: Venustiano Carranza y la revolución constitucionalista.

Con el lanzamiento en 1914 del Plan de Guadalupe, Venustiano Carranza hacía un llamado a combatir la usurpación huertista, integrar el llamado Ejército constitucionalista e indicar “en síntesis general las reformas indispensables al logro de la redención social y política de la Nación”.

Aspiraciones de reforma
Dichas aspiraciones poco a poco fueron tomando forma de anhelo reformista conforme Carranza se iba afianzando en el poder, hasta derivar en un llamado general hacia las diversas fuerzas revolucionarias para coincidir en un campo de batalla distinto: el de la tribuna legislativa, pues los convocó al primer Congreso Constituyente del joven siglo XX mexicano.

Reformar desde el origen parecía ser la encomienda carrancista, quien pese a los avatares internos que dificultaban la estabilidad del país y la crisis internacional causada por la Primera Guerra Mundial, no cejó en su empeño de dotar al futuro Estado posrevolucionario de identidad constitucional.

Para hacer caso a este llamado, los poderes estatales movilizaron la maquinaria electoral local e iniciaron el camino hacia la elección de sus representantes para el período legislativo 1916-1917 que habría de llevar a México hacia una nueva transición constitucional.

En este escenario, Veracruz, como era de esperarse, no sería la excepción.

Escenario veracruzano
Resultado del quebrantamiento de la pax porfiriana, tan solo de 1911 a 1917 Veracruz tuvo cerca de 16 gobernadores entre constitucionales, sustitutos, interinos. Casi uno por año.
Signo, todos ellos, de la seria inestabilidad y casi anarquía que sembró la Revolución en el Estado.

En ese trance, Veracruz fue víctima de la amenaza constante del intervencionismo norteamericano; la inestabilidad regional causada por la rebeldía de las compañías petroleras; el acoso de diversas guerrillas antirrevolucionarias (siendo la de Félix Díaz la más insistente); la radicalización del movimiento obrero; el rebrote anticlerical; la carestía alimentaria provocada por la guerra; una profunda crisis económica y una percepción generalizada de caos e incertidumbre.

Otra vez capital
Pese a ello, en 1915 Veracruz fue nuevamente sede de la capital de la nación al instalarse en el puerto el gobierno del Primer Jefe del Ejército Constitucionalista, quien desde este espacio inició la promulgación de las primeras leyes y decretos que dos años más tarde habrían de consolidarse como preceptos constitucionales en el articulado de la Carta Magna.

En su obra Venustiano Carranza, puente entre siglos, Enrique Krauze refiere que el proyecto de nueva Constitución concebido por Carranza tuvo su origen manifiesto cuando éste hospedó su gobierno en Veracruz, pues no olvidemos que fue en este Estado donde, por ejemplo, Carranza inauguró una política agraria al “promulgar sobre la marcha un marco normativo para regular las restituciones y dotaciones de tierra y delimitar los derechos de propiedad de los actores sociales”, de esta manera “primero nació la Ley de 6 de enero de 1915, se consolidó en el artículo 27 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917”, según se desprende de la obra La Ley del 6 de enero de 1915.

Nueve estudios en el centenario de su promulgación, coordinada por los historiadores José Manuel Velasco Toro, Luis J. García Ruiz y Olivia Domínguez Pérez.

Datos
De 1911 a 1917, Veracruz tuvo cerca de 16 gobernadores.
Veracruz fue víctima de la amenaza constante del intervencionismo norteamericano.

Félix Díaz encabezó la guerrilla antirrevolucionaria en el Estado.

Frase
“En 1915 Veracruz fue nuevamente sede de la capital de la nación al instalarse en el puerto el gobierno del Primer Jefe del Ejército Constitucionalista, quien desde este espacio inició la promulgación de las primeras leyes y decretos que dos años más tarde habrían de consolidarse como preceptos constitucionales en el articulado de la Carta Magna”.
Ricardo Teodoro Alejandrez

IMAGEN DE VERACRUZ

Dirección: Ruiz Cortines #1917 Fracc.Jardines de Virginia, Boca del Río, Ver.

Teléfonos: (229) 923 2550

Todos los Derechos Reservados - Copyright 2014