Veracruz, rumbo a los 500 años

Pionera de un movimiento

Laura Bravo, la danza en su vida; directora de la Escuela de Danza del IVEC

Ampliar Foto  
Veracruz: Creadora de los encuentros de danza en el puerto. / Cortesía
Google+

Cristina H. Rocíles / Veracruz
2017-01-16 15:18:24

Laura Bravo Reyes es directora fundadora de la Escuela Veracruzana de Danza.

Es egresada de la Universidad Veracruzana y del Ballet Nacional de México, cuando era dirigido por la maestra Guillermina Bravo, donde hizo una residencia en su último año de estudios.

Posteriormente llega a Veracruz donde inicia la aventura de la educación dancística que dura hasta la fecha.
En esta charla nos cuenta lo que significa la danza en su vida, entre otros tópicos.

- ¿Por qué te dedicaste a esto?
- Para mí la danza ha sido una expresión que ha estado presente en mi vida de diferentes maneras, hice otra carrera antes de estudiar danza, pues para mí la danza era natural.

Desde niña estudié en distintas escuelas, pero después de ya haber estudiado, decidí meterme a danza y ahí empecé a bailar contemporáneo, pues antes solo danzaba clásico.

Y es una forma de expresarme, pero no solo de un tipo de danza, he practicado muchas formas y me gustan todas, fíjate que bailé en una danza tradicional en Xico y ahí no tiene que ver ni con la academia ni con nada de técnicas, porque la gente ahí le baila a un santo y es por fe y por fiesta.

Por vocación espiritual empecé a bailar ahí para conocer otras cosas, pero en realidad, eso cambió mi vida, a partir de ahí, Guillermina Bravo me habla.

Vengo a Veracruz y fue una semana después de que bailé en Xico, y para mí fue el símbolo de un cambio, el inicio de una etapa, la comprensión de lo popular.

En esas danzas de Xico rompes con todo lo académico, porque uno baila hora tras hora, día tras día… y uno no se imagina los límites a los que puedes llegar ni de dónde sacas fuerza, y me enseñó cosas sobre mí misma.
Luego llego al Instituto Veracruzano de Cultura y todavía se expanden más mis horizontes, porque el proyecto era muy amplio.

- ¿Cuándo llegaste a Veracruz?
- En 1989, invitada por Guillermina Bravo que era asesora de Ida Rodríguez Prampolini en materia de danza, tenían en aquel entonces el Taller de Danza Contemporánea, así empezamos.

- ¿Qué recuerdos tienes de la gran bailarina y coreógrafa Guillermina Bravo?
- Era una persona muy fuerte, muy apasionada y tenía una gran asertividad, tenía como un tono de aseverar las cosas que era contundente, ella decía “esto es así” y era así…

Ella lo aseguraba con tal fuerza que nadie objetaba, una mujer fuerte, sensible y a la vez muy accesible.

Recuerdo una de las últimas veces que vino a presentarse el Ballet Nacional de México, la llevé a pasear y me dice, “¿por qué no haces coreografía?”, y le dije algo sobre la música.

Me responde que la música es para que uno la ocupe como uno quiera, y posteriormente me dice: “hazlo”… y como era tan tajante, pues sí lo hice.

Aunque al mismo tiempo esta asertividad también la hacía difícil para aceptar sugerencias y otras propuestas. Pero creo que hay momentos históricos en la danza que se necesita esa fuerza para romper con lo anterior y proponer y hacer, pero por lo mismo, al término de esas etapas hay que ser flexible.

Ella fue muy apegada a la técnica Graham, cuando ya había otros géneros y otras posibilidades en Estados Unidos y Alemania, por ejemplo.

- ¿Qué pasó después?
- Yo ya daba clases de técnica Graham en la UV y posteriormente en Ballet Nacional, pero acá empecé el Taller de Ballet Nacional de México en Veracruz.

Lo que sucedió con Ida Rodríguez es que dijo que quería una Escuela Veracruzana, donde hubiera lugar para las expresiones locales y populares, pues ahí se diversificó de una manera extraordinaria porque todo lo que se hizo fue mezclar y dejar entrar la diversidad cultural que es la esencia de Veracruz.

Se mantiene la técnica, pero se abre a otras posibilidades, como el son jarocho, el danzón, la danza clásica, con Tulio de la Rosa... en fin.

- ¿Qué papel juega la escuela en la educación dancística del puerto?
- Es un proyecto ambicioso desde el punto de vista educativo porque habiendo licenciatura en Danza en la UV, siendo la primera en el país, no se tenía preparación para llegar a ella.

Llegabas con prepa, sin saber nada de danza, con el cuerpo ignorante de todo entrenamiento, era un salto brutal, absurdo.

Entonces lo que nos avocamos fue a trabajar la base de educación no formal para la danza clásica con Tulio, como preparación para cualquier persona que desee llegar a la carrera o a otros niveles.

Por eso es la carrera técnica. Esa es la aportación de la escuela, creo la más importante.

- ¿Equiparas a la danza con el deporte?
- Pues sí, es como emular a los entrenamientos deportivos y en ese ámbito sí es equiparable. La danza se presta a diferentes niveles, amateur, profesional, básico, local, internacional, etc.

- ¿Hay foros para la danza en este país?
- Yo creo que esa es la otra cara de la moneda, es asignatura pendiente, que en México solamente existen compañías subsidiadas por el gobierno y son por periodos sexenales y creo que la única que subsiste a la fecha es la Compañía Nacional de Danza Clásica, antes estaba Ballet Nacional de México, Ballet Teatro del Espacio, Ballet Independiente -que no sé si siga-, y en algunos estados, pero con periodos de altas y bajas, pues son proyectos caros.

- Tú empezaste a conmemorar el día de la danza… ¿ por qué aquí en Veracruz?

- Yo si percibo en el trasfondo las ideas originales del IVEC, la diversidad, la riqueza de todas las zonas geográficas, el respeto por las expresiones populares, pluralidad.

Eso permitió hacer una convocatoria y se han sumado grupos totalmente diferentes entre sí, pero con la danza como tema central, y es por eso que ese día se reúnen todo tipo de propuestas, pero hay lugar para todas y en un ambiente de festejo, y eso viene del IVEC, no ser elitistas.

En todas las artes suele pasar. Los contemporáneos no comulgan con los clásicos, los clásicos no quieren a los populares, etcétera.

Pero aquí se ha eliminado todo eso, es un espacio de convivencia muy sano.

- ¿Te defines como bailarina, coreógrafa o educadora¿
- Bailar sería lo mejor para mí, pero se requieres un medio para bailar idealmente, necesitaría ser una bailarina que la contratara para eso en una compañía, y eso no existe…

Pero bueno, educar ha sido un medio y un crecimiento para mí muy importante, como para dentro de uno, son muchas generaciones de alumnos, la experiencia, el trato con niños y jóvenes, el sacar lo mejor de ellos, es un reto fascinante.

- ¿Por qué deberíamos todos de hacer danza?
- Para expresarnos… el cuerpo humano es nuestro único y real territorio de vida que poseemos.

A través de él respiramos, comemos, vivimos, y permitir el movimiento y la expresión es o debería ser lo más importante, debería ser tan importante como leer y escribir, pero como que le tenemos miedo al cuerpo, y es nuestra máxima forma de expresión.




IMAGEN DE VERACRUZ

Dirección: Ruiz Cortines #1917 Fracc.Jardines de Virginia, Boca del Río, Ver.

Teléfonos: (229) 923 2550

Todos los Derechos Reservados - Copyright 2014